Skip to content

15 años

Jueves,24 noviembre, 2011

15 años en el mismo sitio es mucho tiempo.

En 15 años suceden muchas cosas. Los tiempos cambian, mejoran, empeoran…

Las relaciones también. Las personales y las de trabajo. Y cuando unas se entremezclan con las otras pueden deteriorarse mucho.

En el cine se escucha mucho la frase de “nunca trabajes con niños ni con animales”. Debe ser por lo imprevisibles de ambos a la hora de dirigirles en un película y querer que hagan determinadas acciones en el momento adecuado.

En la vida te dicen: “No mezcles amor y trabajo”, o alguna variante de peor gusto. También la de “No trabajes con familia ni con amigos”. Yo he sufrido las consecuencias por no hacer caso. Porque, quizás por una lealtad mal entendida, he aguantado situaciones que posiblemente no hubiera soportado si no hubieran existido esos lazos. Porque , quizás, si no hubieran existido esos lazos no se habría producido cierto trato.

“Donde hay confianza da asco”. Es otra frase que viene al caso. Y más cuando la relación no es entre iguales, cuando una parte tiene un poder  que la otra no tiene. Y cuando aparecen terceros de por medio, ineptos y envidiosos, y que arriman el ascua a su sardina, cuando aparece el “quítate tú para ponerme yo” y que se apropian de méritos ajenos. Cuando quien tiene el poder sólo ve y oye lo que quiere y no el todo, pierde la perspectiva, la visión de conjunto y los detalles, todo se va al garete.

Pero es muy posible que quien hoy se cree victorioso mañana se dé cuenta de que no lo fue.

Y también es posible que el tiempo ponga a cada uno en su sitio.

3 comentarios leave one →
  1. Jueves,24 noviembre, 2011 10:12

    Nunca he estado tan convencida de la última frase, no sé… Sé de lo que hablas. De cualquier modo, nada ni nadie te resarce de los momentos pasados, injustamente. Ésos, se quedan para ti, y aunque no signifique, necesariamente que en adelante, obres como si siempre fuera a sucederte igual, claramente, condiciona y moldea nuestra manera de vivir, sentir y mostrarnos, ante las circunstancias venideras, llamémosles relaciones, o situaciones. Es así… Cuando alguien pregunta, o comenta ¡qué desconfiado, demasiado hermético o qué tipo más huraño sin querer quedar después del trabajo! yo siempre pienso, que son las circunstancias, además del carácter, y que posiblemente los que nunca las ven modificadas, los que siempre son tan sociables y tienen tantos “amigos” son los que a menudo, “están en el otro lado”, “donde las dan…” ¿Suena demasiado negativo?

    Un abrazo.

    • Jueves,24 noviembre, 2011 11:09

      En estos momentos nada me pacece demasiado negativo.
      Todo viene porque, como suele suceder, el que obra bien se lleva la peor parte siempre, y el que vive de las trampas sale airoso. Lo estoy comprobando estos días.
      Pero confío, en que la última frase se cumpla algún día. Aunque no signifique un beneficio directo para mí.

  2. Martes,13 diciembre, 2011 10:29

    El tiempo suele poner a todos en su sitio, pero a veces tarda tanto……🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: