Skip to content

Después de un mes

Domingo,2 mayo, 2010

Ha pasado un mes. Un mes desde el último intento. Y esta vez parece el bueno.

Va a ser verdad eso de que “No hay mal que por bien no venga”. Aprovechando esas “vacaciones obligadas” que me tomé antes de semana santa, volví a intentar reducir la dosis nocturna que tomaba, y la media pastilla que tomaba la dividí en dos. Es decir, que durante este mes estuve tomando un cuarto de pastilla, 1,25 mg de Idalprem.

Después de un mes, he sacado dos conclusiones: que ya no dependía tanto de la pastilla para dormir, y que si las cosas se hacen en el momento oportuno se consiguen los resultados que uno pretende obtener.

Mi objetivo, desde siempre, es dormir sin drogas. Lo de dormir desconectado de la CPAP ya lo veo más lejano, pero eso no me preocupa de momento.

Quizás sea mi próximo objetivo, hacer algo más de ejercicio, bajar de peso, y ver si con eso es suficiente. Pero de momento tendrá que esperar. Al menos a que desaparezcan por completo las “ayudas” químicas.

Claro que no todo son buenas noticias, porque desde esa misma fecha creo que no me despierto por haber dormido lo suficiente sino porque un fuerte dolor de espalda hace que unas 7 horas después de haberme acostado me desvele y tenga que levantarme de la cama para que el dolor desaparezca. Lo que hace que a veces piense si no tendrá relación una cosa con la otra.

Lo cierto es que yo no la veo, pero como uno no estudió medicina, ni nada relacionado, pues…

De todas maneras, no me puedo quejar.

3 comentarios leave one →
  1. Martes,4 mayo, 2010 07:56

    Me alegra que hayas podido “liberarte”. Tampoco me gusta depender de éllas, aunque a veces, nos ayudan, y mucho.
    Lo de la espalda,consúltalo; yo también creo que puede estar relacionado.
    Un beso.

  2. barrenado permalink
    Martes,4 mayo, 2010 21:30

    Simplemente, me alegro.
    Lo de la espalda, bajar de peso, hacer más ejercicio …….. piscina.
    Tres pájaros de un tiro.
    A mí la piscina en su día me sirvió para la espalda, para dormir, para salir de un bache emocional (casi depresión si no lo fué), para bajar peso y para hacer algo que acabó gustándome.
    Pero tampoco soy médico, casi mejor hablas con uno, je je je je.

  3. Martes,18 mayo, 2010 19:15

    Pues amigo Juan, me alegro mucho por esta noticia. Esperemos que los dolores de espalda vayan desapareciendo también y te dejen dormir a pierna suelta todo lo que necesites.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: