Skip to content

Sin techo

Lunes,19 abril, 2010
tags:

El otro día vi un programa en la tele de gente que vive en la calle.

Gente, personas, que llegan a esa situación por muy diversos motivos, pero a las que vemos con los mismos ojos, igualándolas sin saber que cada uno tiene su propia realidad.

E incluso, las catalogamos a todas de igual manera, olvidando que son personas con los mismos sentimientos que los demás, iguales que los de “los que tenemos casa”.

Hoy me he parado en un semáforo.

Mi mirada se dirigió a un banco del parque que tenía a mi derecha. Sentado en él, un hombre. Cabeza afeitada, manos grandes, ropa sucia, vista perdida… En el suelo, a sus pies, un cartón de vino.

En el jardín que tenía a su espalda un niño de unos dos años correteaba espantando unas palomas. Cuando el primer grupo de ellas echó a volar fijó su atención en un segundo grupo que se encontraba sobre la acera. Entonces echó a correr hacia ellas. La acera era ancha, y las palomas asustadas, corrieron hacia la calle. Alguna sobrevoló los coches que estábamos parados.

De pronto, cuando el niño llevaba recorrido medio camino, apareció el padre, que lo cogió en volandas y se lo llevó, pasando por delante del banco donde se encontraba el “sin techo”.

Entonces me di cuenta de que el banco estaba vacío.

El semáforo cambió a verde. Cuando el coche que me precedía inició su marcha, miré al frente.

Y entonces lo vi.

Allí estaba el hombre, delante de mi coche, al borde de la acera, con los brazos abiertos en cruz.

Justo en el lugar por donde las palomas iniciaron el vuelo perseguidas por aquel niño.

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. leende permalink
    Martes,20 abril, 2010 00:33

    he estudiado trabajo social (escribir sobre lo mucho que amo esta profesion es uno de mis temas mas pendientes….) y he estado realizando practicas con personas sin hogar…… y no te puedes llegar a imaginar toda la riqueza que me han aportado…. el trabajador social al que estuve acompañando es uno de los mejores.. por no decir el mejor, de Zaragoza, mi ciudad… lleva muchos años trabajando con este colectivo y me conto cosas que nunca olvidare…. son personas que enseñan con su sola presencia… te lo puedo asegurar…..
    me has picado el gusanillo y un dia de estos hablare sobre esta maravillosa experiencia….
    un abrazooooooooo

  2. Victoria permalink
    Miércoles,21 abril, 2010 20:29

    Vaya, tal como lo cuentas, casi parece una experiencia mística…

  3. pat permalink
    Jueves,22 abril, 2010 22:21

    Es una situación muy dolorosa, y a la que nadie llega por gusto. Es una situación que no merece un juicio, sino una oportunidad para que cambie. Gracias por tu sensibilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: