Skip to content

¿A dónde van los globos?

Jueves,17 diciembre, 2009

¿A dónde van los globos, esos globos que se escapan, generalmente a un niño, y que vemos alejarse lentamente hacia el cielo?.

Yo siempre tuve la teoría de que al llegar a cierta altura, debido a la presión o al calor explotarían. Luego pensé que por el calor no puede ser porque al subir baja la temperatura, así que me quedé con lo de la presión.

Pero no, no siempre sucede esto. Bueno ni siquiera sé si sucede.

¿Y por qué sé que no siempre sucede?.

El martes pasado escribí un cuento que había leído en el blog de la Biblioteca infantil del colegio de Mario. Pues resulta que el día que inauguraron la biblioteca, del 4 al 6 de Mayo, hicieron una fiesta por todo lo alto. A los niños les dieron globos hinchados con helio, y algunos se los ataron al brazo, otros los pincharon, otros explotaron, algunos se los llevaron a casa, y alguno más se escapó por los aires.

Todos oímos alguna vez la historia de la botella con un mensaje en su interior que llega a una orilla lejana de dónde se lanzó la botella. Incluso es posible que más de uno hayamos hecho ese experimento con la esperanza de que alguien la encuentre y nos envíe una contestación. Es algo posible.

Pero lo que no se oye tan a menudo es lo que pasó con uno de estos globos que se escaparon. Uno, en concreto, llegó a Nantes, un pueblo de Francia, y lo recogió una niña de 16 años, el domingo 10 de Mayo.  El globo era rojo (el color del colegio) y tenía una inscripción: “Colegio XXX XXX. Inauguración de la biblioteca. Mayo de 2009”.

Esta niña, estudiante de español desde los cuatro años, siente curiosidad y busca por internet información del colegio, encontrando uno de nombre similar pero ubicado en Valencia, ya que el escudo del colegio, donde figura el nombre de la ciudad se había borrado tras los más de 500 kilómetros que recorrió.

Así que la niña escribió una carta en español al centro valenciano explicando la historia y mandando un trozo del globo dentro para demostrar la veracidad del hecho. Los valencianos se dan cuenta del error y reenvían la carta al centro asturiano, donde llega el 21 de Mayo. Total 2000 kilómetros en dos semanas.

Ahora los niños de 3, 4 y 5 años del colegio le envían cartas y dibujos, y la han nombrado Madrina de la Biblioteca.

Un globo, dos globos, tres globos
Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. barrenado permalink
    Jueves,17 diciembre, 2009 23:24

    Sencillamente asombroso.
    Estan son las historias que me gustan de verdad.
    Bueno, y las que terminan en beso también, je je je.

  2. Lunes,4 enero, 2010 02:13

    A veces la vida te da sorpresas… siempre me pregunté a dónde iban los globos… gracias

Trackbacks

  1. Trackback

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: