Skip to content

Sueños

Domingo,1 noviembre, 2009

Un equipo multidisciplinar del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) ha desarrollado un estudio sobre «el material con el que se forjan los sueños», incluyendo aspectos hasta ahora desconocidos de la actividad cerebral de los humanos en la fase de dormidos. El trabajo se ha publicado en la revista científica Sleep y supone un hito a nivel mundial. El equipo investigador está formado por profesionales de los servicios de Neurofisiología Clínica, Neurocirugía y Radiología.

El sábado me he encontrado esta noticia en el periódico. Cada vez que leo la palabra sueño, dormir, insomnio… en el periódico o la portada de un libro o revista sigue llamando mi atención, y lo leo. Esta es la noticia en concreto, para quien quera leerla completa.

Al parecer, en el cerebro existen unas ondas, llamadas PGO (Ponto-Genicular-Occipitales) que son las que ayudan a formar los sueños, ya que recuperan escenas dela realidad propia de cada persona.

La investigación ha determinado que el ser humano, cuando duerme, puede aprender virtualmente y también han descubierto que este hallazgo puede ser útil para la solución de algunas patologías relacionadas con el sueño.
Los trabajos han sido desarrollados desde 2003 a 2008 por este equipo del HUCA, con la colaboración de las universidades Complutense y Autónoma de Madrid y de California.
Estas ondas PGO ya  eran conocidas en los gatos y están relacionadas con la consolidación de la memoria y del aprendizaje, pero es la primera vez que se registran, se demuestran y se identifican en el ser humano.
El Dóctor que dirigió la investigación ha dicho que “Todos los movimientos que realiza el individuo durante el día los va a reproducir durante la noche, incluso uno mismo puede inducirse qué soñar”.
Además, ha añadido que también algunos problemas psicológicos se pueden solventar tratando de soñar con ellos de manera subconsciente.
Por otro lado, ha explicado que el trabajo de investigación ha hecho comprender que mientras el ser humano duerme no está inconsciente sino que están “reproduciendo la imaginería”.
Este tipo de ondas «ayudan a forjar los sueños al recuperar escenas de la realidad propia de cada persona», porque «los sueños conscientes son una extraordinaria y fiel réplica de nuestra vida en vigilia».

«Son las que explican que en los sueños haya movimientos como correr o andar, tanto que están presente en el 88% de ellos, y no sólo imágenes», y las que demuestran que hay tres componentes a la hora de soñar: el visual, el emocional y el motor».

Los investigadores han determinado además que «están relacionadas con la consolidación de la memoria y del aprendizaje». Y como «los sueños son parte de la realidad porque en la fase REM no es inconsciente, sino subconsciente», el jefe del Servicio de Neurofisiología clínica del HUCA explicó que, «cuando se sueña, se puede aprender».
Pero es que además «uno puede inducirse sus propios sueños, un campo en el que han trabajado mucho los israelíes tras sus experiencias en campos de concentración, y, si sueña con ciertos movimientos, estos consolidarán el aprendizaje y el recuerdo de los patrones de conducta motora que se pretender enseñar o reforzar».
Esto «explica y establece las bases fisiológicas de la utilizad de los movimientos imaginarios en rehabilitación o en el deporte». Un ejemplo: un deportista o un paciente con dificultades motoras que sueñe con determinados movimientos, los realizará luego con mayor destreza.
El hallazgo, precisó Fernando Fernández, «también puede ser útil para la solución de algunas patologías psicológicas». Porque «hay una terapia del sueño al igual que hay una de la escritura. Funciona escribir lo que te pasa y funciona soñarlo».
Pero también hay malas noticias.

«Se detectan emociones específicas en un porcentaje que oscila entre el 30% y el 35% de los sueños» y que, de entre ellas, «la ansiedad y el miedo son las más frecuentes». Además, «la relación entre emociones desagradables y placenteras es de dos a uno». Y aún más: «Las emociones eróticas sólo aparecen en un 1,3% de los sueños».

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. Domingo,1 noviembre, 2009 13:33

    Ummmmm… Interesante noticia.
    ¡¡Vamos a soñar que somos felices, estamos sanos y habitamos un mundo lleno de paz y de amor!!
    Tal vez sirva de algo.
    Un beso fuerte y soñador para ti, Juan.

  2. Lunes,2 noviembre, 2009 16:00

    que entrada más interesante!! me ha parecido muy curioso eso de aprender mientras duermes, quizás está ahi la solución a mis oposiciones y yo sin saberlo 😛
    No sé si te acordarás de mi porque hace mucho que no pasaba, o mejor dicho pasaba pero no comentaba, bueno pues he vuelto al universo bloguero 🙂
    un saludo!

  3. Jueves,5 noviembre, 2009 08:38

    Vaya, me has dado material para mi blog de crónicas del futuro. Llevaba pensando algo asi hace días, a razi de un cuento corto de Isaac Asimov cuyo título no recuerdo, pero que trataba de una empresa que “fabricaba” sueños para la gente. Estos “sueños” eran generados por auténticos especialistas que se cotizaban muy alto.
    En fin, veremos que ocurre en un futuro
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: