Skip to content

Camino de Santiago

Viernes,18 septiembre, 2009
Amanecer – Carlos Núñez

Esta semana me toco trabajar al lado de un tramo del Camino de Santiago.

Algo muy simple. Colocar una antena de GPS y esperar a que midiera para darle coordenadas a tres  puntos. Casi una hora para cada punto, tres puntos que se encontraban a unos 50 metros uno de otro.

Así que todo se basaba en esperar. Montar la antena, sentarse y esperar.

Mientras tanto por ese tramo goteaban los peregrinos a Santiago. Unos solos, otros en parejas. También pasó algún trío, pocos.

Llevo toda mi vida queriendo hacer ese camino, aunque nunca tuve motivaciones religiosas, más bien turísticas o como simple experiencia. Le di mil vueltas al tema.

Siendo más joven, hacerlo andando y con compañía.

Después empecé a pensar en hacerlo en bicicleta, con compañía.

Más tarde, en bici, pero con una furgoneta de apoyo, por si acaso, y por supuesto, con compañía.

Nunca se me fue la idea de la cabeza. Esta semana volví a pensar en ello. Mientras estaba allí, viendo pasar a los peregrinos, tenía que reprimir mis ganas de echarme a andar.

Pensaba en que no tengo tiempo, porque trabajo. Que no me apetece dejar a mi familia tantos días seguidos. Que no puedo hacerlo por mucho que lo desee. Que ojalá estuviera libre de todo tipo de lazos para irme, que no necesitara trabajar para ganar dinero. Que mi familia no dependiera de eso ni de mí.

Por primera vez en mi vida siento que necesito hacer ese camino, ponerme a andar. Un pie delante del otro, y caminar, sólo caminar. Sin más motivo.

Y esta vez sin compañía.

13 comentarios leave one →
  1. Viernes,18 septiembre, 2009 20:26

    Nosotros pensamos hacerlo en Septiembre próximo, que es año Xacobeo. Vamos con alguien muy especial, que ya lo ha hecho…

    • Sábado,19 septiembre, 2009 10:58

      Sé lo que es hacerlo en año Xacobeo, algo muy parecido a la romería del Rocío.
      No es la situación que más me apetece.
      Espero que lo disfruteis.
      Un beso.

  2. Viernes,18 septiembre, 2009 21:45

    Solo asegurarte que silencio no es sinonimo de olvido… solo una nueva etapa en la cual las palabras se divierten jugando al escondite y me van ganando.

    Besos, como siempre desde mi alma.

  3. Sábado,19 septiembre, 2009 00:05

    Hace tiempo que te leo, en silencio, calladita desde una esquina…
    He estado a punto de comentar muchas veces, pero hoy no puedo callarme.
    La semana pasada hizo un año que llegué a Santiago.
    Si sientes que te llama, ves. Hay una leyenda que dice que Santiago llama a los peregrinos que quiere ver, yo no se si es cierto, lo que si sé es que toda la gente que encontré allí sentía lo mismo.
    Es lo mejor que puedes hacer y desde luego, como tú dices, un pie delante del otro, en bicicleta se disfruta menos y por supuesto, sin compañia.
    Ya me lo contarás! 😉
    Lía

    • Sábado,19 septiembre, 2009 12:36

      Bienvenida Lía.
      Te he contestado en tu blog, en la entrada que hablas del “Camino”.
      Ten por seguro que si lo hago, aquí lo contaré.

      P.D.- Puedes comentar lo que quieras y cuando quieras. Eres libre para hacerlo.
      A mí también me gusta, a veces, leer en silencio, calladito, desde una esquina… (Me encanta tu frase).

  4. Sábado,19 septiembre, 2009 00:36

    Dos veces lo he hecho yo, sólo desde Ponferrada. Fue una buena experiencia, sin televisión, sin internet, sin móvil. Sólo andar y hablar con la gente. Te hace pensar que antes la gente se conocía mejor
    Te animo, nunca es tarde.
    Un abrazo

  5. Sábado,19 septiembre, 2009 11:00

    Gracias Yandros. Lo sé, sé cómo es. Precisamente se trata de eso de buscar la soledad y compartir emociones.
    Un saludo.

  6. Raquel permalink
    Sábado,19 septiembre, 2009 15:59

    No hay mejor manera de conocerse. Ya sabes que hice un tramo en soledad y en un momento de profunda crisis hace un par de años. La experiencia fue enriquecedora. Busca el momento y haz caso a tu intuición. Un besito.

  7. La hospitalaria permalink
    Lunes,21 septiembre, 2009 14:10

    No sé, tú piensa que vida sólo hay una y que la puedes perder en cualquier momento. Piensa en ti y si sientes la llamada del Camino… pues acabará llevándote como sea. Buen Camino!

  8. hoxingu permalink
    Martes,22 septiembre, 2009 16:48

    Yo también tengo ganas. No sé si sola o en compañía- tengo un sobrino de veinte años que está loco por hacerlo y le he prometido ir juntos-, pero me apetece enormemente. Hay uno que pasa por aquí donde vivo, el Camino Mozárabe que viene de Málaga o Granada, y sigue por la provincia de Cáceres, Salamanca, Zamora y luego si quieres puedes entrar por Portugal, por Braganza, para desde allí pasar a Galicia. ¡Me apetece tanto…!
    Un beso Juan.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: