Skip to content

Más vueltas

Lunes,10 agosto, 2009

Ayer hubo comida familiar. Esta vez por el cumpleaños de mi suegra.

Afortunadamente esta vez la elección del sitio fue acertada: Casa Antón, en Cuerres, un pueblo cerca de Ribadesella. Muy recomendable.

Esta vez no hago mención del menú, por lo variado y porque no recuerdo el nombre exacto de los platos, y como no tiene página web, tampoco puedo enlazarlo.

Pero el tema no es éste. Hace unos meses publiqué una entrada que se llamaba “Las vueltas que da la vida”, en la que hablaba de algunas casualidades o coincidencias que se han producido en mi vida hasta ahora.

Esta vez vino a comer mi padre con nosotros. Y en la sobremesa, él y mi suegra se dejaron llevar por la nostalgia de la juventud. No era la primera vez que ocurre pero esta vez tengo un blog, así que apunto algunas cosas.

Mi padre es mayor que mi suegra, así que no coincidieron en el tiempo pero hay ciertas curiosidades en su devenir.

Mi padre vivía enfrente de donde viven ahora mis suegros, y casi siempre vivió mi mujer, hasta que nos casamos.

Mi suegra nació en la casa que linda con la de mi padre, en la que siempre viví yo hasta que me casé.

Antes de vivir ahí, ambos vivieron en la misma calle, tres calles más arriba de donde lo hace ahora.

El padre de mi suegra frecuentaba los mismos bares por los que mi padre toma el café ahora.

Y el bar que hay debajo de la casa de mi padre era uno de los habituales  a donde iban cuando salían con su padre. Así que ambas familias somos conocidas por lo propietarios desde aquellos años, mi familia política por clientes, y la mía por clientes y vecinos.

¿Estaríamos predestinados  a acabar juntos?

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. Lunes,10 agosto, 2009 22:38

    Bueno ya sabrás por mi blog que poco creo en el destino como algo fijo e inmutable
    Pero si creo en la probabilidad
    Es más probable que tu mujer y tu os conociérais al vivir cerca y al tirar del hilo hacia atrás todo nos parece de una casualidad sospechosa.
    Pero es que no conocemos otro hilo
    Un abrazo

    • Martes,11 agosto, 2009 07:13

      Lo curioso es que nunca viviéramos cerca, que cuando frecuentábamos los mismos sitios no tuviéramos relación, y que 20 años depués, nos presentaran dos amigos que una, no conocía, y el otro llevaba fuera de mi vida casi otros tantos años.

  2. Martes,11 agosto, 2009 09:20

    Jolín! Lo impresionante es que no os conocierais por frecuentar los mismos sitios…

    Predestinados ni idea, pero más posibilidades que el resto de los mortales seguro XD

    Saludos,
    YoMisma

    • Martes,11 agosto, 2009 20:14

      Bienvenida YoMisma.
      Nos conocíamos con 15 años pero no nos tratábamos. Nuestras madres sí llegaron a relacionarse, sin tener nada que ver con nosotros, las unió el Parchís.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: