Skip to content

En el hospital

Miércoles,5 agosto, 2009

Escribo desde la sala de espera de cirugía del hospital.

Mi mujer está en quirófano. Mi hijo , con mi padre de paseo. Es demasiado pequeño para entrar en el hospital, y además no es un buen sitio para él. Es curioso, eso mismo debía de pensar mi padre cuando se encontraba en una situación similar a ésta. (Aunque yo era mayor que él es ahora).

Demasiado similar. No puedo evitar pensar en el paralelismo que existen entre ambas situaciones. Mi mujer y mi madre pasando por una situación casi idéntica, a la misma edad. En principio no es por el mismo motivo, pero seguro que a mi madre le dijeron cosas muy parecidas a las que ahora le pueden haber dicho a mi mujer.

Y luego ocurrió lo que ocurrió.

Yo que sé, tenía doce años y me mantenían al margen. Como hago yo ahora con mi hijo.

Mi madre tenía un bultito bajo el brazo, me decían, Se lo quitaron, me dijeron. Y ya está todo resuelto, me afirmaron.

Mi mujer tiene un papiloma intraconductal. Parece benigno, y hasta normal.

Joder, yo tuve un papiloma en un pie, en el talón, cuando era un niño. Había que quitarlo porque crecen hacia adentro y pueden perforar el hueso. Me lo quemaron. Me moría de dolores mientras me inyectaban el líquido que lo mataría.

– Fuiste muy valiente – me dijo el podólogo –  no hiciste ni un solo gesto de dolor.

Pero eso era porque estaba de espaldas y no me veía la cara.

Por lo visto hay muchos “cabrones” de esta especie. Son virus, así que no mueren. Puedes llevarlos dentro sin que te enteres. Así que es importante detectarlos a tiempo y mantenerlos a raya. Uno de ellos es el causante del Cáncer de cuello de útero, por eso se vacuna a las niñas ahora.

Parece ser que el que ella tiene es habitual, benigno, nada importante. Pero no puedo evitar relacionar las situaciones, revivir la experiencia, recordar…

Y sé que no tienen nada que ver, pero nunca se sabe a ciencia cierta. Las cosas muchas veces sabes cómo empiezan pero no cómo terminan.

De todas formas, hay que ser optimista. Todo irá bien. No será grave.

Aunque en estas situaciones te da por pensar qué pasaría si las cosas no van cómo deseas.

A las 10:40 entró en quirófano. Antes había pasado por rayos para marcarle con un arpón la zona a operar, pero esto no se lo hicieron porque, al parecer era tan superficial que no merecía la pena.

Mi suegra vino a las 11:30, con tal oportunidad que a los dos minutos salió el cirujano para explicarnos que todo había ido bien y que ya estaba despierta, así que subiría directamente a la habitación.

Pero cuando nos daba las explicaciones habló de “papilomas extirpados, todos, no quedó nada”. Hasta ese momento sólo se había hablado de uno. Para mí las explicaciones eran suficientes, pero no para mi suegra, lo cual adivinó el cirujano sólo con mirarle a la cara.

-¿Les quedó todo claro?. ¿Necesita que le aclare algo más?

-Eeeeh, sí… esto… -balbuceó mi suegra.

-Jejeje, ¿qué quiere saber si puede ser un cáncer?. No, tranquila. Los papilomas hay que eliminarlos porque pueden degenerar en cáncer, pero éste era tan superficial y visto tan a tiempo que le puedo asegurar en un 99,99% que no lo es – contestó el cirujano.

Después de estar un rato con ella en la habitación, aproveché para acercar a mi suegra a casa, comer algo y ver a Mario, que esta noche había dormido en casa de sus abuelos.

Cuando volví, en una hora, más o menos, me encuentro a mi mujer sentada en la silla y con un vaso de cocacola. En ese espacio de tiempo ya había ido a verla una amiga.

A las 15:00 le dieron el alta.

Que haría yo sin ti – Tontxu
Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. Miércoles,5 agosto, 2009 20:02

    ¡Me alegro tánto! Intuía que te perseguirían ese tipo de “recuerdos”, porque he leído tus entradas anteriores… sabía lo de tu madre…

    Bien, ahora a descansar, y a olvidarse de todo esto…

    Un beso muy grande.

  2. hoxingu permalink
    Miércoles,5 agosto, 2009 23:53

    ¡Ánimo Juan!; el cirujano ya os confirmado que se trata de algo benigno.
    Como dice Alegría, ahora a descansar los dos, a daros mimitos y a disfrutar de vuestra relación y de ese regalo que se llama Mario.
    Un beso enorme y mi cariño para todos vosotros.

  3. Raquel permalink
    Jueves,6 agosto, 2009 00:09

    Me alegra muchísimo que todo haya salido bien. Ahora que sobren los mimos y los cuidados. Un beso muy fuerte para ti y otro para ella.

  4. Jueves,6 agosto, 2009 14:47

    Gracias

  5. Jueves,6 agosto, 2009 15:49

    Me alegro de que todo haya salido bien 🙂

  6. Domingo,9 agosto, 2009 18:53

    No puedo evitar sentir que deberia haber estado aqui para darte animos aun que veo que lo has llevado con entereza y una buena dosis de realidad.

    Me alegro muchisimo que lo hayan encontrado a tiempo.

    Besos y sigo subiendo que los dias han pasado y voy con atraso.

  7. leende permalink
    Miércoles,12 agosto, 2009 15:24

    siento llegar un poco tarde a este post…… me alegro muchiiiiiiiiiiisimo de que todo fuera asi de bien….
    un abrazo muy fuerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: