Skip to content

Fin de semana y chiste

Domingo,26 julio, 2009

Actividad del fin de semana:
Sábado.

Me levanto tarde, a media mañana.

Me despierta el ruido de los aviones que entrenan para la actuación del festival aéreo de mañana  sobre el arenal de la playa.

Tiempo excelente, un sol de apatarrar, 27 grados.

No me importa perder la mañana si es por haber dormido como un niño. Para mí, ahora, es el mayor de los placeres. No sabéis lo que me cuesta levantarme de la cama cuando paso una noche así: horrores.

Mi familia se va a la playa. Me quedo en caso desperezándome y preparando la comida.

Por la tarde el plan era visitar el Jardín Botánico. No hemos ido desde su inauguración, hace tres años, y siempre quisimos hacer visitas en las diferentes estaciones del año, para ver sus cambios y su evolución. Me apetecía hacer una fotos, pero se nos hizo tarde así que lo dejamos para otra ocasión.

Acabamos yendo a Villaviciosa

y allí nos encontramos con que se celebraba la “Subida a la Manzana”, un Rally de Montaña. Así que Mario disfrutó viendo los coches y haciéndoles fotos en el parque. Nos acercamos hasta la salida, pero eso ya no le hizo tanta gracia, demasiado ruido el de los motores.

Esto es lo que vimos:

Domingo.

Me levanto temprano. Hay que prepararse pronto para cruzar la ciudad, evitar atascos y llegar a la playa con un mínimo de seguridad de que podremos sentarnos en la arena. El cielo no está muy despejado, mas bien está cubierto por una niebla alta.

IV Festival aéreo de Gijón.

Poco a poco el cielo se va despejando, así que tendremos suerte con los aviones.

Como era de esperar se nos hace tarde. De nada sirve la experiencia de otros años. Parece que es capricho mío lo de salir pronto. Debe de ser que cruzar toda la ciudad, aparcar el coche un día que se llenan las calles de coches foráneos y encontrar un buen lugar no lleva su tiempo.

Así que tras más de 50 minutos dando vueltas por las calles, volvemos a casa. Bueno, en realidad para aprovechar las toallas, bañadores y demás utensilios playeros de la criatura nos quedamos en la playa que está a 200 metros de casa. (En Gijón tenemos tres playas)

Poco que decir. Se adivinaban actuaciones espectaculares a tenor de lo visto por encima de los edificios, ya que los ejercicios a baja altura era imposible verlos desde nuestra posición. Pero como afortunadamente los aviones vuelan, pues algo sí vimos.

Y para terminar, un chiste relacionado con el tema, que seguro hará las delicias de mis lectoras:

El hombre se parece a los aviones en que…

– hasta los 20 años, como los aviones de papel, sólo vuelos rápidos, de poco alcance y duración,

– entre 20 y 30 años, como un caza militar, siempre listos, 24 horas al dia, siete días a la semana, ataca cualquier objetivo, capaz de ejecutar varias misiones, aún cuando estén separadas por cortos espacios de tiempo,

– de los 30 a los 40, Aeronave comercial de vuelos internacionales, opera a un horario regular, destinos de alto nivel, vuelos largos, casi sin sobresaltos, la clientela llega con grandes expectativas: al final queda cansada, pero satisfecha,

– de los 40 a los 50, Aeronave comercial de vuelos regionales, mantiene horarios regulares, destinos bastante conocidos y rutinarios, los vuelos no siempre salen a horario previsto o demandan cambios y adaptaciones que irritan a la clientela,

– de los 50 a los 60, Aeronave de carga, preparación intensa y mucho trabajo previo al despegue, una vez en el aire, maniobra lentamente y proporciona menor comodidad durante el viaje. el pasaje se compone mayormente de maletas y bultos diversos,

– de los 60 a los 70, como las Alas Delta, exige excelentes condiciones externas para alzar el vuelo, da un trabajo terrible para despegar, y después se han de evitar maniobras bruscas, si no se quiere caer antes de tiempo, después del aterrizaje, se desmonta y se guarda el equipo,

– de los 70 a los 80 años, Un Planeador, sólo vuela eventualmente con ayuda externa, repertorio de maniobras extremadamente limitado, y una vez en el suelo, necesita ayuda hasta para regresar al hangar,

– después de los 80…, Modelo a escala, sólo sirve de adorno.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. hoxingu permalink
    Domingo,26 julio, 2009 20:25

    ¡Ja, ja, ja..! Un panorama desalentador, ciertamente, teniendo en cuenta que el mío evoluciona a aeronave de carga dentro de dos mesecitos nada más.
    Me alegro de que Morfeo te acoja de nuevo en sus brazos, ¡qué envidia esas mañanas de cama que te pegas!. Yo de lunes a sábado me levanto a las cinco de la madrugada, y el domingo alrededor de las siete y cuarto de la mañana.
    Un besín.

  2. Raquel permalink
    Lunes,27 julio, 2009 17:41

    Jajaja. Te robo el chiste para enviárselo a mis amigos. Desde luego, qué panorama me espera…
    Me alegra lo de tu sueño y que hayas tenido ese fin de semana tan entretenido. Un besito.

  3. barrenado permalink
    Lunes,27 julio, 2009 23:24

    Yo también dormí bastante y bien, los aviones los vi el viernes.
    El chiste no me hizo gracia, je je je je je je je je.
    Qué malas que son algunas, je je je je je je.
    La única arena de playa que voy a pisar este verano creo que será la cama de tubos residuales, je je je je.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: