Skip to content

Nuevas normas

Martes,21 julio, 2009

Mañana me voy fuera a trabajar.

Serán un par de días en una localidad del norte de Palencia, así que espero estar de vuelta en casa el viernes.

Cuando salí de trabajar hoy fui a buscar a mi familia para hacer unas compras, intendencia mayormente, pero como mi mujer no conduce, así aprovechábamos el coche para lo que pudieran necesitar ests días que yo no estaré.

-¿Sabes que mañana me voy fuera a trabajar y que vais a estar solos dos o tres días?

-Sí, me lo dijo mamá.

– Vale. Pues ya sabes que tienes que portarte bien con mamá, no la hagas trabajar mucho y obedécela en lo que te mande.

-Sí.

Silencio.

-Mamá.

-Qué quieres.

-Pues que estos días vas a tener que poner tú “las normas”…

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. Miércoles,22 julio, 2009 02:27

    Cuando veo la inocencia de un niño, suelo preguntarme: ¿en qué momento la perderá…?
    Muy buena la viñeta.

    • Jueves,23 julio, 2009 16:38

      Creo que a los diez años ya han perdido bastante, y alrededor de los doce, toda. Tal y como van las cosas de rápido, es posible que hasta antes.

  2. Miércoles,22 julio, 2009 11:27

    Jajaja, qué tierno 🙂

  3. hoxingu permalink
    Miércoles,22 julio, 2009 17:02

    Me encanta la capacidad de los niños para adaptarse a las situaciones nuevas en un abrir y cerrar de ojos.
    Suerte en Palencia, y prepárate para pasar calor.
    Besos.

    • Jueves,23 julio, 2009 16:41

      Ya estoy de vuelta.
      Nada de calor, más bien frío y lluvias torrenciales.

      Tienes mucha razón en lo de la capacidad de adaptación de los niños. Después de pasarse unas horas enfadado, refunfuñando por todo y con “papitis” cuando le di la noticia, al día siguiente, cuando le llamé por teléfono ya no me echaba de menos para nada, incluso le molestaba que lo interrumpiera con la llamada.

      • hoxingu permalink
        Jueves,23 julio, 2009 20:53

        Claro, como dice el refrán: “A rey muerto, rey puesto”; los niños son así. Pero son geniales, y Mario, especialmente genial. Me encantaría conocerle, de veras. Creo que tiene una gran frescura y naturalidad, y me gusta la relación que tenéis- por lo que se deja traslucir de tus escritos-; creo sinceramente Juan que como padre lo estás haciendo muy bien. Aparte de dictar las normas, como tú decías, intuyo que le dedicas a tu hijo tiempo y que dialogas con él, y eso es algo que los niños agradecen sobremanera y que les ayuda a crecer y a formarse como personas adultas y con criterio propio…
        Me alegra que ya estés de vuelta y que no hayas pasado mucho calor.
        Un beso enorme para todos de mi parte; sois una estupenda familia.

  4. Jueves,23 julio, 2009 18:09

    ¿Ya estás de vuelta? … y yo, pensaba escribirte un comentario a tu entrada, antes de que lo hicieras… Como verás, no han sido buenos días para mí, han pasado varias cosas, aunque nada grave. Soy fuerte, ya estoy, pasando página. Acabo de acabar de escribir un correo a una amiga del blog, un poco más en profundidad. Después de escribir la última entrada que has leído, esta mañana, he tenido que salir corriendo al hospital. Hoy teníamos que hacer una toma en casa, de leche y aparentemente, debía tolerarla sin problemas, porque previamente, en el hospital así había sido. Me he hecho la fuerte, me he sobrepuesto a mis miedos, y he tratado de transmitir, que no iba a pasar nada. Me he llevado un tortazo monumental. Aún no soy capaz de hablar de éllo extensamente. Ha tenido un episodio alérgico, que me ha cogido en casa, con mi hija mayor.La mayor se tapaba los oídos, y lloraba con desconsuelo, y yo trataba de transmitir serenidad a mi hija pequeña, que me miraba a los ojos, entre muestras de dolor. No sabía cuáles podían ser las respuestas después de la primera reacción. De hecho, aunque improbables en su historial, nada está lo bastante claro y atado. He aguantado el tirón, no sé cómo, y he cogido a la niña, y nos hemos ído al hospital. D ha llegado de trabajar, apresuradamente después de llamarlo y ya cuando lo he visto, sin que las niñas me vieran, me he derrumbado. Ya estoy mejor, aunque el miedo aún lo tengo dentro. Mañana haremos una prueba bastante menor, de nuevo en el hospital… Soy de tenerlo todo planificado y perfectamente preparado, y vivir esto, que por más que quieras, no puedes controlar, y que se trate de tu hija, me hace estar mal pero sé que tengo que afrontarlo… Hay cosas mucho peores…

    Un beso de no te agobies; es sólo una muestra de amistad. Un beso de, ¿y tu chica y tu chico?¿Te han echado mucho de menos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: