Skip to content

Familia al borde de un ataque de nervios

Miércoles,8 julio, 2009

Así es como estamos, así es como estoy.

Siento no escribir de cosas más agradables pero es que este problema nos tiene sin dormir y sin vivir.

Me gustaría contaros algo de las vacaciones, pero es que ni siquiera he visto las más de 500 fotos que traje (200 hechas por Mario en una tarde de frenesí fotográfico. Si tenéis un niño de seis años y quereis que os deje en paz unos minutos dadle una cámara de fotos y un pueblo por el que moverse)

La vuelta de las vacaciones no ha podido ser peor. Bueno, sí podría ser peor, pero no vamos a ser catastrofistas. El caso es que vivir en estas condiciones se nos está poniendo cuesta arriba.

Seguimos teniendo visitas.

Ayer iniciamos la batalla. Primer frente, la cocina. Los muy (espero que el, pero ya van dos) entran por el conducto de la caldera, bajan por los tubos del gas y recorren mi encimera. Lo he visto con estos ojos, y el corazón se me pone a 120, el resto del tiempo lo tengo a 100. Cuando se atreven, o no hay nadie, visitan las habitaciones, principalmente la de Mario.

Mi mujer ya trabaja por las mañanas. Así que yo me la pasé ocultándole al niño que seguíamos teniendo visitas, para no atemorizarle, y a la vez acojonado por que nos apareciera uno.

Vereis es que son muy monos en fotos y en cuentos para niños, pero en tu casa, en un primer piso y pensando las consecuencias que pueden traer andando por donde cocinas y guardas la comida, ya es otra cosa.

Así que, puerta de la cocina cerrada todo el día, y dos ojos por delante y cuatro por detrás. Estado de alerta 24 horas. Agotador.

Cuando volvió mi mujer, y sin haber tenido nigún avistamiento más, nos dedicamos a revisar y limpiar la casa. Parece ser que recorrieron la cocina a su placer, ya que encontramos restos por todos los sitios (encimeras y suelo, básicamente), y la habitación del niño. Este tenía en una estantería un trabajo del colegio hecho con semillas, cereales, uvas pasas, cáscaras de nuez, etc, de cuando era más pequeño. Pues estos HdeP lo encontraron y se dieron el festín. Para ello subieron a su cama y a una estantería de tres baldas. Más tarde descubrimos que hasta se habían metido en su cama, y habían estado por encima de un mueble del otro lado de la habitación.

Así que entre fregar casa, mudar camas, y seguir en alerta se nos pasó la tarde.

Llamamos al técnico de la caldera, pero nos dijo que no tenía solución, pues cualquier cosa que obstruyera en paso del aire no dejaría que ésta funcionara. Nos propone cambiar a una caldera estanca, sellar el agujero de ahora y poner salida al exterior, o bien poner una caldera exterior directamente. En fin miles de euros por un puto ratón (aunque hay una subvención de 600 € del Principado porque cambia la normativa de calderas de gas el año que viene).

Así que informándome por internet averiguo que hay unas trampas adhesivas que atrapa a los bichos pero no los mata, se quedan pegados. Las buscamos y no las hay, pero sí el pegamento. Así que tengo la “posible puerta de acceso ” a  mi casa rodeada de cartones pegajosos para que se queden atrapados en su próxima visita. También compré un aparato de ultrasonidos, que parece ser que los ahuyenta. Pero sólo hasta que se acostumbran, claro.

Hablo con un empresa de resratización y me dice que hay muy mala solución, que tengo que aguantarme con medidas provisionales como estas, osea, dejarles la puerta abierta a estos “malditoh roedoreh” y cazarlos por mi mismo, hasta que la comunidad lo asuma como problema de todos y se realiza una inspección de bajos, garajes, tiro de calderas, etc, para averiguar por dónde entran.

Bonita perspectiva, ¿verdad?.

Bien, pues esta noche ha entrado otro. Ni ultrasonidos, ni pegamento ni ná de ná. Bueno sí, he revisado los cartones que no están en la posición que los dejé anoche y he visto que en uno hay pelos de ratón. O sea que se quedó pegado pero escapó.

Dicen que estos animales aprenden, espero que así sepa que a partir de ahora puede ser fácil entrar, pero difícil salir.

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. barrenado permalink
    Miércoles,8 julio, 2009 21:04

    Es una gran putada, lo reconozco, y nada agradable.
    Pero se me ha venido a la cabeza unas estrofas de una canción que dice que antes de hacer las maletas, y pasar la vida entre andenes, deja entrar a los ratones, para tener quien le espere.
    La verdad es que había quien os esperara.

  2. Jueves,9 julio, 2009 10:04

    Primero, yo dí por hecho en la anterior entrada, que era real. Simplemente pensé que, lo tomabas un poco a guasa, y la cosa, no era para tánto… Cuando te leí ayer, creo (es lo que tiene estar de vacaciones, que una pierde la noción del tiempo, y no sabe en qué día vive… jajaja jajaja) no supe qué decirte. El problema se ha agravado, y pensaba que cualquier cosa que pudiera comentarte, sonaría a “pasar rápido del tema”. Yo tuve problemas en una casa, hace muchos años (era yo aún una niña), pero no eran muchos ratones, sólo uno, que paseaba por toda la casa, delante nuestra: por encima de las barras de las cortinas… Por la noche, se distraía royendo la puerta de la cocina, y la tuvimos que cambiar, por cierto.En lo sucesivo, hemos seguido teniendo incursiones esporádicas, con estos animales, siempre. Te diría que paciencia, que no pierdas los nervios, y que sigas con lo que te han dicho; las ratoneras y el papel con pegamento… Sí, es asqueroso, en la primera, debes deshacerte del “tema” y es horrible. En el segundo, quizás peor, pero ¡no hay otra!
    Ya me dirás cómo vas. Un beso.

  3. desdeunportal permalink
    Jueves,9 julio, 2009 20:00

    Es un ratoooon por dios, no es para tanto, un poco de pegamento y listo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: