Skip to content

Territorio Gay

Miércoles,17 junio, 2009

No se trata de conseguir más visitas, aunque dicen que el título del post es muy importante y que si pones determinadas palabras lo consigues.

No, no se trata de eso.Sólo quiero contar algo que me ha ocurrido hoy. Y espero que nadie se ofenda ni se moleste. Especialmente cierto colectivo al que hago alusión en el título.

Me he adentrado en “Territorio Gay”. Bueno, en realidad yo no, sólo mi compañero de trabajo de hoy.

Estábamos haciendo un trabajo en una parcela urbana. Por el sur, la autopista, por el norte un parque de la capital. Como otras veces, se trataba de rodearla para determinar una superficie concreta. Finalidad del trabajo: un chanchullo urbanístico. Pero bueno, a mí no me toca calificar determinados “tejemanejes” de los clientes.

El caso es que como por el lado de la autopista no podíamos acceder, lo hicimos por el parque, para poder tomar referencias del otro extremo de la parcela. Así que yo me situé enfrente de la parcela al otro lado del parque y desde ahí divisaba lo que nos quedaba por medir.

El parque es muy grande, con dos laderas, como un valle. Una ladera sube hacia la ciudad, la otra hacia la autopista. Y ahí estaba yo, en la ladera que sube hacia la ciudad, y mi compañero dirigiéndose a la que sube hacia la autopista. Previamente, mientras mi compañero me dejaba estacionando en la base vimos que en la zona que nos quedaba por recorrer (que le quedaba, mejor dicho) había personas tomando el sol.

Demasiado alejado, demasiada pendiente, demasiado ruido al lado de la autopista, pensamos.

Creo que vamos a pisar la zona nudista del parque- nos dijimos.

Así que mientras mi compañero se dirigía hacia alli, yo miré por el objetivo para prevenirlo de lo que se podía encontrar.

Y… ¡Oh, sorpresa!. Mis ojos vieron dos cuerpos desnudos tostándose al sol y una toalla vacía. Sus miradas se dirigían en la misma dirección y les veía hablar entre sí, como comentando la jugada. Así que busqué al tercero. Y lo encontré. Estaba sobre un cuarto, con el culito en pompa y haciendo unos movimientos que no voy a describir aquí.

Inmediatamente aviso a mi compañero.

-Vas hacia “territorio gay”. Cuidadín que hay dos en plena faena. No, no, creo que son hetero, sólo es “zona nudista”. La de abajo lleva melenita.

Pero a continuación veo que el “elemento donante” se gira, y deja ver claramente su “instrumento perforador”. (A todo esto, yo estoy a unos 500 m. de distancia en línea recta). Creo que me ve, puesto que el color de mi estación destaca en el paisaje, y se retira corriendo a su toalla. Entonces el “elemento receptor” también se gira, imagino que por el comentario del “amigo”, y veo, claramente, que también tiene “elemento perforador”.

-Atención, rectifico. El de la melenita es hombre. Definitivamente vas hacia “territorio gay”, y es más, creo que me han visto.

Cuando mi compañero llegó a la zona, todos estaban con sus partes cubiertas y en pleno disimulo de la situación. En cuanto se alejó de allí unos 10 m. ladera abajo, de vuelta a recogerme todo volvió al estado anterior, aunque entonces ya eran seis los que ocupaban el lugar.

Todo esto ocurría las tres de la tarde, en un lugar muy concurrido, donde gente de todo tipo y condición va a pasear, a hacer deporte. Donde hay una instalación que se llama “Palacio de los niños” y que hoy estaba ocupada por los niños de dos colegios, celebrando su “fin de curso”.

La semana pasada estuvo mi hijo y a la hora de comer salieron a ese parque para jugar un poco al aire libre y comer en plan picnic con la comida que había llevado cada crío. Afortunadamente, ese día estuvo nublado, así que es posible que no se diera el espectáculo de hoy.

Como dije al inicio, espero que nadie se ofenda por leer esto, pero creo que se debería tener más cuidado con ciertas prácticas en determinados lugares.

No se trata de homosexualidad ni heterosexualidad. Sólo de mantener un mínimo decoro y prudencia realizando tdetrminados actos.

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. desdeunportal permalink
    Jueves,18 junio, 2009 01:48

    Si, creo que es así. Parece que la liberación sexual de un colectivo pasa por pasarse el decoro y la sensibilidad de los demás por el forro, transgredir, escandalizar… llamale X, nunca mejor dicho.

  2. Jueves,18 junio, 2009 01:55

    Toda la razón, la prudencia es necesaria, a veces pienso que hay demasiada libertad mal entendida… y me da igual si son dos chicos, dos chicas o una chica y un chico, la educación es la educación. si quieren sexo en el campo… ¡¡anda que no hay monte!!

  3. Jueves,18 junio, 2009 09:42

    Tienes toda la razón, pero dejando al margen esto, lo que me he reído con el relato. Lo de “instrumento perforador” es buenísimo, jajajaja jajajajaja, y lo de ” Rectifico. El de la melenita es un hombre… vas a territorio gay…” por la radio, es que estaba en casa sola, muerta de risa.

    Besos simpáticos.

    • Jueves,18 junio, 2009 19:48

      Me alegro que te hayas echado unas risas.
      En la oficina llevamos dos días de cachondeo recordando la situación.

  4. Viernes,19 junio, 2009 12:19

    Jajajaj y tú con la estación total seguro amarilla o naranja fosforito mínimo (Leyca, topcom???, quien sabe)
    Se creerían que eras un paparazzi
    Un saludo

    • Viernes,19 junio, 2009 21:35

      Geodimeter, naranja, trípode amarillo,al inicio de una escalinata de 8 metros de ancha por 120 de larga, en el centro del primer rellano…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: