Skip to content

Charla matrimonial

Martes,9 junio, 2009

¿Es posible que algún día tenga una  conversacion como ésta?

– Esposa: ¿A dónde vas?
+ Marido: Salgo un rato.
– ¿Te vas con el coche ?
+ Sí.
– ¿Tiene gasolina?
+ Sí, ya le puse.
– ¿Vas a tardar mucho?
+ No mucho.
– ¿A dónde vas?
+ No sé, por ahí. A dar una vuelta.
– ¿Y no prefieres ir caminando?
+ No, voy con el coche.
– ¿Me traes un helado?
+ ¿De qué sabor?
– De chocolate.
+ Bueno, vuelvo por la heladería y te traigo uno.
– ¿A la vuelta?
+ Sí, para que no se derrita.
– ¿Por qué no vas ahora, vuelves y me lo dejas?
+ Mejor a la vuelta, va a ser mejor.
– Ya…
+ Cuando vuelva tomamos el helado juntos.
– Pero a ti no te gusta el chocolate.
+ Me compro otro.
– ¡Trae uno de vainilla!
+ Tampoco me gusta la vainilla.
– Entonces de fresa, que nos gusta a los dos.
+ Muy bien. Besos, vuelvo en un rato.
– Cariño…
+ ¿Qué?
– Mejor fresa no. Trae limón.
+ ¡No me gusta el limón!
– Entonces traeme chocolate a mí y para ti lo que quieras.
+ Fue lo que dije al principio.
– ¿Estás siendo irónico?
+ No, me voy.
-¡Dame un beso!
+ Bueno… (beso)
– ¿Vas con tu coche o con el mío?
+ Con el mío.
– Usa el mío, tiene CD. El tuyo no.
+ No voy a oír música, voy a despejarme un poco.
– ¿Necesitas despejarte?
+ No sé, cuando salga te digo.
– ¡No tardes!
+ No tardo… (abre la puerta).
– Amor…
+ ¿Y ahora qué…?
– ¡Qué grosero! ¡Mejor vete ya!
+ Estoy intentando irme y no me dejas.
– ¿Por qué tienes que ir solo? ¿Te vas a encontrar con alguien?
+ ¿Qué quieres decir?
– Nada.
+ (Cariñoso) ¿Creés que te estoy engañando con alguien?
– No… claro que no… pero tú sabes cómo son.
+ ¿Cómo son quiénes?
– ¡Los hombres!
+ ¿Estás generalizando o estás hablando de mí?
– Estoy generalizando.
+ Entonces no se aplica a mí. Sabes que no te haría algo así.
– Ya, bueno. Vete entonces.
+ Ya me voy.
– Espera.
+ ¡Ay por Dios! ¡¿Qué?!
– Llévate el móvil, ¿quieres?
+ ¿Para qué? ¿Para que me estés llamando a cada rato?
– No. Por si pasa algo.
+ No te preocupes.
– Perdóname por la desconfianza. ¡Es que te extraño!
+ Está bien. No quise contestarte así. Te amo.
– ¡Yo también!
– ¿Puedo usar tu movil ?
+ ¿Para qué?
– Es que me gustan unos jueguitos que tiene.
+ ¿Quieres mi movil para jugar?
– Sí.
+ Usa el ordenador, hay un montón de juegos ahí.
– No entiendo ese aparato…
+ ¿Y para qué me hiciste que lo comprara el mes pasado?
– No importa. Llévate el movil porque si no, lo voy a usar.
+ Úsalo, no hay nada importante en él.
– ¿Sí?
+ Sí.
– ¿Dónde está?
+ ¿El qué?
– ¡Lo que debería estar en el movil y no está!
+ ¿Qué?
– ¡Nada! ¡Olvídalo!
+ ¿Estás nerviosa?
– No, no estoy.
+ Entonces me voy.
– Lo último…
+ -¿¿¡¡QuééééÉÉÉÉ!!??
– ¡Ya no quiero el helado!
+ ¿Ah no?
– ¡No!
+ ¡Entonces yo ya no voy a salir!
– ¿Ah no?
+ ¡No!
– ¿Entonces te quedas conmigo?
+ No, me aburriste. ¡Me voy a dormir!
– ¿Estás nervioso?
+ ¡Sí!
– ¿Y por qué no te vas a dar una vuelta para despejarte?

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. barrenado permalink
    Martes,9 junio, 2009 21:33

    Muy bueno, sólo espero que no sea autobiográfico, je je je je je.

  2. Raquel permalink
    Martes,9 junio, 2009 23:59

    Yo también espero que sea fruto de la imaginación, porque es bastante cómico, aunque ya lo sabemos: la realidad supera a la ficción. Un besito, Quierodormir.

  3. Miércoles,10 junio, 2009 13:28

    jajaja, espero no tenerla nunca, porque si yo fuera él en vez de marcharme a la cama, pedía el divorcio!

  4. Miércoles,10 junio, 2009 14:34

    jajajaja
    me desespero!!!

  5. Miércoles,10 junio, 2009 20:04

    Creo y deseo que nunca llegue a tener una conversación de este estilo.
    Pienso que no se dan las circunstancias, ni que somos de esta manera.
    Pero ya se sabe que nunca se puede decir: “De este agua no beberé”.

  6. oiril permalink
    Jueves,11 junio, 2009 09:40

    Antes muerta que asi!!!!
    Y pensar que hay gente que disfruta con este tipo de relaciones….
    que horror!!!
    Besos guapo y gracias por tus palabras.

  7. Jueves,11 junio, 2009 16:19

    Jaaaaajajajajaj que me meoooooooooo
    Yo bajo a la heladería y pido helados de 20 sabores con combinaciones aleatorias de tres sabores entre ellos, esto es…combinación de 20 en series de tres…huy no me acuerdo de la combinatoria…
    Bueno que le llevo una hartá de helados
    Abrazos

    • Jueves,11 junio, 2009 20:02

      O sea , ¿que ves posible una conversación de este tipo?. ¿Seguro que la soportarías?.
      Un saludo.

  8. yokandra permalink
    Jueves,11 junio, 2009 20:34

    Espero no acabar así aunque realmente creo que en algún momento de nuestra vida tenemos una conversación existencial sobre el sabor de los helados!ay que matrimonio…serán todos así?

    • Jueves,11 junio, 2009 20:43

      Bienvenida Yokandra.

      Espero que el mío no degenere en conversaciones tan surrealistas.

      Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: