Skip to content

25 años

Miércoles,21 enero, 2009

Entre ayer y hoy me encontré con dos blogs que, más o menos, hablan de lo mismo: el paso de los años cuando te encuentras con gente conocida .

Hablo de 20 años o más.

En 20 años, si hablamos a partir de los 18, cuando tu vida empieza a pertenecerte, ya es tiempo suficiente para echar la vista atrás y hacer comparaciones o ver si lo que pensabas y lo que resultó se parece en algo.

Ya te sucedieron suficientes cosas para tener una “experiencia en la vida”.

Es tiempo suficiente para valorar y recordar cosas con una cierta distancia.

En Noviembre del 2007 recibí una llamada. No sé muy bien como me localizaron, porque en ese tiempo, cambié de casa de teléfono, incluso de compañía telefónica. Bueno, siempre casi siempre hay medios para hacerlo si uno se toma las molestias. Pero la llamada era de alguien que no había tenido contacto conmigo en 25 años. Me llamaba para celebrar el 25 aniversario de la promoción del colegio, los que habíamos hecho COU en el 82. Me pasó el recado de avisar a los que pudiese, porque casualmente no había muchos datos de ese año. Algo había sucedido y no había todavía la costumbre de los anuarios, ni se habían hecho ningún otra relación de alumnos más que la orla que nos entregaron el día de la graduación.

Entonces me dí cuenta de que así, a bote pronto, sólo tenía relación con 5 de los 200 y pico que éramos, y era a los que podía avisar en el poco tiempo que quedaba hasta ese día.

Ese día yo fui. Me encontré en la calle un grupo pequeño de gente. A unos los reconocía y a otros no. Es difícil que se me olvide una cara, pero las caras, en 25 años, pueden cambiar mucho (y no digamos un cuerpo).

El caso es que nos fuimos presentando, antes de entrar

La celebración era bastante simple: Un discurso por parte de la Asociación de Antiguos alumnos, otro por parte de uno de nosotros.

En mi promoción hay un periodista, que es  columnista de la contraportada de un periódico muy importante en Asturias. Y como no, lo dio él.

Un discurso, que no le dio tiempo a preparar, por lo tarde que lo avisaron, según dijo. Pero que nos hizo reír, nos mantuvo en un respetuoso silencio, al evocar ciertos acontecimientos, nos hizo asentir a todos con la cabeza y hasta emocionarnos a todos cuando recordó a dos profesores, uno por su muerte y otro porque, para él, y creo que para todos, había sido como un padre, nos diese clase o no (yo tuve la suerte de tenerlo dos años y me emocioné de verdad con sus palabras, como muchos otros).

Luego, nos entregaban una insignia del colegio (un pin), y nos daban un recorrido por el colegio para que viéramos cómo había cambiado.

Después, como el colegio es religioso, una misa, voluntaria, eso sí, dada por uno de los participantes, que es cura, así que no fue una misa al uso, fue como una reunión de amigos. Creo que sólo tres se quedaron apoyados en el quicio dela puerta, por decir que esto no va conmigo, pero quiero escuchar lo que se dice. Y lo que hubo fueron muchas risas, porque el que ese día ejercía de sacerdote, cuando era niño había estado con los que ahora tenía enfrente y se sabía el percal.

Y por fin, lo que todos esperábamos: la espicha (que para quien no lo sepa es una comida o cena, en este caso)generalmente de pie y con sidra, en un llagar.

Y allí estábamos todos los que fuimos, 25 años después. La mayoría sin saber nada de la vida de los demás.

Había sacerdotes y periodistas, como ya dije, aparejadores y bancarios, funcionarios en Europa y ganaderos, comerciales y arquitectos, ingenieros y empresarios de bares de copas, de zapaterías, abogados, profesores, amas de casa y directoras de banco, de puertos deportivos, casados, solteros, separados, divorciados, con hijos, sin hijos …

Pero yo veía amigos que hacía mucho que no se veían. Algunos como los recordaba, otros, físicamente mejor, otros peor, que mantenían los mismos grupos que se hacían en el colegio, pero que se entremezclaban, se hacían y deshacían…

Y los observaba y veía las diferencias entre cada uno de ellos y yo.

Y no veía tantas.

Faltaba gente. Sabía que algunos por imposibilidad de ir, por no querer ir a pesar de estar avisados, por no haberlos localizado, etc.

Sólo pensaba que, si después de tantas dificultades para organizarlo se habían acordado de mí, sería que algo bueno habría hecho y me recordaban.

Y que si, a pesar del éxito en la vida de algunos y de los fracasos que tuvieron otros otros, estábamos todos allí en aquel momento, mereció la pena vivir estos 25 años.

Anuncios
9 comentarios leave one →
  1. oiril permalink
    Miércoles,21 enero, 2009 12:38

    Que bonito!!!
    Yo he ido a tantos colegios de distintos paices que nunca viviré un momento así pero estoy segura de que la emoción debe de ser inmensa.
    Me alegro de que lo disfrutaras.
    Besos.

  2. Miércoles,21 enero, 2009 19:43

    En realidad el que cuenta es donde hayas hecho el último curso.

  3. Raquel permalink
    Jueves,22 enero, 2009 00:32

    Me ha encantado tu artículo. Qué bueno que te reencontraras con viejos amigos viejos y no tan viejos…

  4. Jueves,22 enero, 2009 09:53

    Raquel, todos éramos de la misma edad. Me estás llamando viejo ¿verdad?.
    Ya llegarás, ya llegarás…

  5. Raquel permalink
    Jueves,22 enero, 2009 11:58

    ¡Jajajaja! No te piques, Quierodormir… creí recordar que habías dicho algo en el blog de barrenado sobre que unos habían mejorado y otros no… Seguro que tú eres de los buenos vinos… Ya llegaré yo también…

  6. Jueves,22 enero, 2009 12:40

    Dije algunAs. Así que no te preocupes por la edad.

  7. Viernes,23 enero, 2009 11:12

    Qué bonito el reencuentro con los amigos del pasado 🙂

  8. Lunes,13 abril, 2009 23:08

    … Acabo de descubrirte… He dado contigo a través de Txispas, he empezado a leerte, desde la entrada actual, y he llegado hasta aquí… Quería dejar constancia de mi… “entrada”… Un saludo.

  9. Martes,14 abril, 2009 22:45

    Bienvenida, Alegría.
    Te has dado un buen palizón leyendo hasta aquí. Si te ha gustado un poquitín, pásate por aquí cuando quieras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: