Skip to content

Caer de la burra

Viernes,16 enero, 2009

No sé si todo el mundo que lee este blog entiende la expresión.

No sé si es localista, regionalista, autonómica, nacional o internacional.

Pero es lo que me pasó a mí ayer en este mundo bloguero: caí de la burra.

Y “caí de la burra”  porque me di cuenta de algo que en un post de otro blog que leo y sigo hacía referencia. Reflexionaba sobre si no se estaría tomando muy  a la ligera los comentarios que hacía en los blogs de los demás, imagino que por una mala contestación o experiencia al comentar sobre algo, y que desde ese momento sería más selectiva en sus comentarios.

Supongo que eso se dará en mayor medida en los que tenemos un exceso de tiempo al día delante de esta pantalla y picamos en todo los que nos llama la atención, te vas animando, entras en blogs y comentas y comentas… Unas veces con sentido y otras sin él.

Yo, aparte de mis blogs preferidos, que para eso los puse  en la columnita de la derecha, y con los cuales no espero tener problemas ningún día (con sus autores,  se entiende) tengo otra serie de blogs en mi lector de feeds, porque un día leí en ellos algo que me gustó, me llamó la atención y quiero saber más de ellos, para que no haya sido una única visita de casualidad, o porque su tema me interesa, etc.

Y también incluyo en él a todas las personas que comentan en el mío y tienen un blog. Por simpatía, para saber porqué les interesó mi blog, cómo pudieron llegar a él y saber qué es lo que escriben ellos.

Hasta ahora he visto de todo, cosas que no me interesan para nada, curiosidades, blogs ajenos en todo al mío, tanto en modo como en forma, no digamos ya en temática, pero con los que conectas.

Y todo esto me parecía y sigue pareciendo una hermosa forma de comunicación, una entretenimiento, una terapia, un modo de dar rienda suelta a frustraciones de escritor, de darse a conocer escritores de altísimo talento, de verter opiniones.

Y ahí es donde “caí de la burra”, es decir, me dí cuenta de que no todo es tan idílico ni tan hermoso como me parecía hasta entonces.

Al igual que una primera impresión de alguien te puede llevar a una idea equivocada de cómo es realmente, hasta cierto tiempo después en que llegas a conocerla más, un comentario de apoyo a tu entrada en el blog puede no venir de una persona que coincida plenamente con tu modo de pensar, ya no plenamente sino que hasta sea completamente opuesta.

Y yo no había caído en eso hasta ayer.

En un texto escrito no hay muchas formas de dar con el tono apropiado a lo que escribes, no digamos si quien escribe no es un Cervantes como es  mi caso, y quien lo lee le da su propia interpretación según sus ideas o experiencias. (No hablo de ironías, sentido del humor, etc, hablo de cosas más serias).

Quizá sea algo que no tiene importancia. Después de todo, algunos ni nos conocemos. Se cierra el grifo y se corta la comunicación, blogs los hay a miles, no vas a coincidir en todo  con todos.

Pero para mí, ayer fue como descubrir que un amigo te engaña, porque eso es lo que erais todos los que estaba conociendo a través de mi blog.

Así que voy a seguir la política de mi amiga bloguera, antes de seguir ampliando mi “gran círculo de amistades”. Me voy a “morder un poquito la lengua”, en este caso el dedo, antes de comentar y voy a escoger un poquito mejor.

P.D.- Y ahora me voy a la tercera consulta médica de la semana: Neumología

Anuncios
13 comentarios leave one →
  1. Viernes,16 enero, 2009 12:38

    Mi circulo, como tú dices, es pequeñito. Sólo muy de vez en cuando añado a alguien más en él. ¿Y porqué? Porque sinceramente, hay blogs en los que no me atrevo a comentar. Ya sea porque la temática no me interesa nada o porqué no me atrevo a escribir bien mi opinión al respecto del tema tratado.
    Supongo que debería cambiar esto último…
    Ais, no sé.

    Besitos! Y que sea leve en neumologia.

  2. Viernes,16 enero, 2009 14:40

    Hola :

    Yo creo que lo de los comentarios en diferentes blogs , es algo que hay que controlar , ya que según lo que tu digas , la gente , pensará algo de ti o se montara una imagen , aunque a mayores te visite .

    El echo de poner un comentario en un blog , pues hay que controlar lo que se escribe y se escribe hay que fijarse en lo que se escribe y sabiendo sobre la materia , ya que si estan hablando de cosas Geeks y tu no entiendes , no dejarás comentario o simplemente dejas un “que bueno” o algo así.

    El circulo de blogs , o de amigos , más vale que se cerrado , aunque lo que ocurre en internet con los blogs , esque hay cantidad y no calidad en mi opinión.

  3. Viernes,16 enero, 2009 14:51

    Evidentemente, yo no voy a comentar sobre algo que ni me va ni me viene, no entiendo o no me interesa.
    El tema es que, en el caso de que sí, se pueden dar esas cosas con las que yo no contaba.
    Un saludo.

  4. Viernes,16 enero, 2009 20:14

    Pues yo me he quedado con la intriga de saber qué te ha pasado y con quién.
    No te preocupes, siempre estaremos por aquí algunos con los que conversar…si algún día surge alguna fricción, espero que seamos capaces el uno y el otro de recapacitar y hacer las paces.
    P.D. el otro día te dejé un comentario bastante extenso en tu post de ”desgana”, me he dado cuenta de que no se ha subido. En resumidas cuentas, te decía que escribas lo que quieras y cuando quieras.
    Saludos!!

  5. Viernes,16 enero, 2009 21:59

    Bienvenido Capi.
    No debí explicarme bien si entendiste que tuve una fricción con alguien.
    El tema es que a veces te haces una idea de alguien por los comentarios que hace en tu blog y luego cuando lees su blog te das cuenta de que es de alguien que no tiene tu misma manera de ver las cosas. Bueno, creo que esto mismo ya está escrito en el post, pero no ha sido nada en concreto esta vez.
    Siento que no subiera el comentario que me hiciste aquel día. Sé que me hubiera gustado mucho leer lo que hubieras puesto, como siempre, y seguro que me hubiera espabilado un poco.
    Un abrazo.

  6. Viernes,16 enero, 2009 22:19

    Ahmmm, ok, yo me lo tomé como si hubiera habido algún roce. Bueno, a propósito de la cuestión que planteas, hace unos días un amigo mío me hizo una pregunta que yo muchas veces me formulo: ¿hasta qué punto el legado artístico de una persona refleja su personalidad?
    Es decir, ciertamente nos hacemos ideas erróneas sobre al forma de ser o pensar de los individuos partiendo de aquello que expresan y según como lo expresen.
    Quizá leyendo un comentario de alguien nos hacemos una somera idea, visitando su blog nos creamos otra (que puede ser más o menos parecida) y si llegaramos a conocer a dicha persona, probablemente sería totalmente distinta a como nos la imaginábamos (en cuanto a personalidad se refiere) con anterioridad.
    Como anécdota te contaré que al principio de entrar en este mundo de la blogosfera entré en un blog, comenté en un post que me encantó, hablaba del amor. No sé por qué no se me ocurrió leer más del blog, pero la cosa es que yo hice mi comentario pensando en el amor terrenal (vamos, lo que siempre hago, hablar de mal de amores) y al cabo de los días fui viendo sucesivos comentarios de los visitantes…y todos hablaban del amor a Dios!!!
    jajajaja, con lo ateo que soy yo y resulta que entré en una especie de seminario cibernético!!!jajaja

  7. Raquel permalink
    Sábado,17 enero, 2009 01:55

    Eso ha tenido muchísima gracia, Capi. A mí de vez en cuando me dejan comentarios en los que me citan párrafos de la Biblia. Yo los agradezco, aunque soy atea, porque creo que la persona que me los deja lo hace con la mejor de las intenciones y eso en definitiva es lo que importa. Lo que haga cada uno con ello es otra historia.
    Creo que los blogs solo reflejan una parte de cada uno de nosotros. Nuestra personalidad está compuesta de muchísimas más cosas que lo que dejamos escrito. Somos muy complejos.

  8. Sábado,17 enero, 2009 01:59

    Yo intento comentar a la gente racionalizando e intentando interiorizar lo que expresan, me considero una persona bastante empática, aunque en persona no demasiado social.

    La temática de todos los blogs en los que escribo me interesa, en algunos en los que empecé a escribir lo dejé porque no era de mi agrado lo que allí se expresaba o porque la persona que lo escribía no me terminaba de convencer, pero la verdad es que estoy muy contenta.

    Es cierto que siempre conectas más con unas personas que con otras, muchos de los blogs los sigo con más agrado porque el autor me resulta tan interesante como sus escritos.

  9. Sábado,17 enero, 2009 02:02

    xD, me pasó algo parecido, Capitán, pero no llegué a comentar, entré en un blog y leí un post escrito muy cuidadosamente, me pareció un escrito muy sentido y bien expresado, pero sí que seguí leyendo antes de escribir un comentario y me di cuenta de que era católico y hablaban de Dios por todas partes, en consecuencia me temo que el post también lo interpreté mal.

  10. Sábado,17 enero, 2009 11:17

    “luego cuando lees su blog te das cuenta de que es de alguien que no tiene tu misma manera de ver las cosas.”

    Quizás le das demasiada importancia a los comentarios. No implica nada, simplemente que en un momento dado, te interesó algo que leíste y quisiste dejar tu parecer. Es lo mismo que cuando hablas de no sé, de la cría de caracoles con una persona, con la que la única afinidad es precisamente la cría de caracoles. O incluso ni eso, simplemente te interesaste puntualmente por ese tema. 🙂

    Leer lo que escriben, u opinan o dicen quienes no coinciden con nuestra forma de ver las cosas nos ayuda a conocernos mejor, a reafirmarnos en nuestra postura o por contra, si vemos que es errónea, cambiarla. Lo veo positivo. 🙂

    Saludos, que tengas buen finde. 🙂

  11. Sábado,17 enero, 2009 14:01

    Veo que la experiencia de los comentarios “religiosos” la pasamos más de uno. En mi caso eran demasiado claros, en otros no, por eso me gusta entrar en sus blogs, para ver “algo más”, de qué pie cojean, y saber, o intentar saber, si son de mi estilo.

  12. pat permalink
    Sábado,17 enero, 2009 14:48

    Yo me he caído de la burra unas cuantas veces. Y es que una cosa es una cosa y un caballo es un caballo. No es posible la amistad sin conocimiento, y el conocimiento lo da el tiempo. Y hace falta mucho para lograrlo tan sólo vía comentarios y artículos. Esto es sólo una pequeña parte del mundo de cada uno, y tienes razón, cuando se invierte mucho tiempo en él, todo se magnifica. Suerte y un beso.

  13. karmenjt permalink
    Lunes,19 enero, 2009 23:08

    Pienso lo mismito mismito que Pat (que raro ;-)). Aunque no me he caído de la burra hasta ahora creo que el mundo virtual tiene sus limitaciones y nunca puedes creer que conoces a alguien solo por lo que escribe. Depende de tu estado anímico puedes empatizar con el mismo sentimiento que una persona completamente distinta a ti este describiendo. Pero cada uno es un mundo, y un blog.
    Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: