Skip to content

Balance

Martes,30 diciembre, 2008
tags:

Nunca hice balance de un año.

Para mí, el día 31 y la Nochevieja son cuando son porque lo marca el calendario, ni más ni menos. En todo caso, mi año empieza y acaba el día de mi cumpleaños. Y tampoco es que considere  que haya que celebrar nada.

Pero este año 2008 ha sido especial. No en su totalidad pero sí por ponerle el número que le corresponde.

Yo me refiero, en concreto a la segunda mitad del año.

La primera fue como una más. Es posible que haya algo que merezca la pena recordar, siempre lo hay, pero ahora mismo tendría que esforzarme un poco para saber qué.

Quizás las vacaciones. Sí, que este año fue un viaje en coche prometido hace tiempo  a mi hijo a Teruel y comarca para ver “sus” dinosaurios. Digo “sus”, de él, porque le encantan. Y conocimos pueblos hermosos de verdad.

Pero tras esas vacaciones, un poco después, algo me pasó que todavía no llego a comprender del todo. Cuando la neumóloga dijo que mi insomnio se le escapaba de su campo, que ya debía verme un siquiatra, creo que fue el inicio de todo. Después de unos ocho años sin dormir “como dios manda” me tiene que ver un siquiatra, que es quien trata el tema.

A partir de ahí, y como si algo me dijera que va a ser importante que escriba todo lo que me pase por la cabeza,  aprovechando que me paso el día delante de un ordenador sin problema, y que frente a una hoja en blanco me vería incapaz de escribir letra alguna, abro este blog.

A partir de Agosto, cuando veo que no mejoro, sino que voy a peor, ya no aguanto más y cualquier situación me desestabiliza, tanto en el trabajo como en mi vida personal y decido, junto al médico,pedir la baja y dejar de trabajar

Bendito el día que lo hice. (Siento el lenguaje pero 13 años en un colegio religioso ,”de curas”, marca. A la hora de expresarse, digo).

Lo que pensaba iba a ser un mero bloc de notas se ha convertido en algo sin lo que ya no me veo el resto de mis días. Una agenda, un pasatiempos, una herramienta de información, un canal de comunicación con personas, una ventana al mundo de lo sentimientos, una manera de expresar lo que me ocurre, y creo, lo más importante, de recordar.

De recordar momentos de mi vida que no es que estuviesen olvidados, pero sí que no los había valorado en su justa medida. Y de reconciliarme con algunos.

Por supuesto aún no están todos, pero lo estarán. Con el tiempo.

Pero lo más sorprendente para mí, fueron los vínculos que se formaron gracias a él con otras personas. Personas desconocidas, posiblemente muy diferentes unas de otras, pero que formamos una red.

Se me viene a la cabeza la idea de haber tirado al mar miles de botellas con el mismo mensaje desde una isla. Algunas de estas botellas fueron devueltas al mar y llegaron nuevamente a la isla. Y así repetidas veces. Alguna corriente marina misteriosa las hacía recorrer el mismo camino en los dos sentidos. Y así, sin vernos, nos vamos conociendo, poco a poco.

Ahora espero cada día esas botellas. Y me divierto con algunas, me entristecen otras, me alivian otras. Y yo trato de hacer lo mismo cuando les devuelvo el mensaje. Aunque no sé si lo consigo alguna vez. Quiero creer que sí.

A veces se la envío vacía, porque no sé qué decir.

En el plano personal, la “enfermedad” me regaló tiempo para estar con mi hijo, sobre todo. Verle crecer, cómo se hace un hombrecito. Ya pasamos la varicela, por fin. Me dio tiempo para mí, para recuperar una de mis aficiones,  la fotografía. Para leer, para pasear en soledad, para disfrutar…

No ha sido un mal año, a pesar de todo.

Por todo ello, os dedico una canción:

Gracias por elegirme – Los Secretos
Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. Martes,30 diciembre, 2008 22:51

    Este año fue muy loco y pasaron muchas cosas que jamás imaginé. Espero que el próximo tenga mucho de loco y me sorprenda con más retos cada día.

    Feliz año pa’ ti.

    Pd.. la canción está muy buena.

  2. hoxingu permalink
    Miércoles,31 diciembre, 2008 01:37

    Querido Juan: me emociona ver lo mucho que has conseguido desde aquella primera entrada en este blog. Aún recuerdo tus palabras cuando me comentabas lo que te gustaría conseguir un espacio tan bonito como el mío; pues debo decirte que tu espacio le ha dado una pasada al mío que ni Fernando Alonso al volante de un Ferrari. Basta para ello ver el número de visitantes, el número de entradas y, sobre todo, el número de personas- ya casi amigos supongo- que lo adornan. Está claro que has conseguido lo que deseabas, y lo has hecho por ti, por lo que tú eres, por tu sensibilidad, por tu manera de contar las cosas, por tu sinceridad a la hora de compartir tus vivencias; y porque, a pesar de lo que tú a menudo repites, se te da bien la escritura.
    Así pues, enhorabuena por lo fructífero que ha sido este año para ti. Estoy segura de que el año que viene será aún mejor y más provechoso. Si, como tú dices, la enfermedad te ha dado tiempo para ti, para dedicártelo, para disfrutar; entonces ya sabes lo que debes hacer cuando recuperes la salud: reservar todos los días un poquito de tiempo para hacer esas cosas que te gustan y te hacen sentir feliz y a gusto. Plantéatelo como un propósito para el año que comienza y procura cumplirlo.
    Y, sobre todo, no dejes de asomarte a esta ventanita para contarnos tus cosas. A mí, al menos, me gusta asomarme a tu espacio todos los días y leerte.
    Un beso muy fuerte.

  3. Miércoles,31 diciembre, 2008 14:52

    Hola quierodormir,
    también creo que si algo bueno ha tenido el año, mi año digo, ha sido la relación con otras personas, con otros blogueros. Así lo pienso a pesar de algunas decepciones. Pero si tan solo hubiese ganado un amigo de verdad a partir de esas relaciones la conclusión solo podría ser positiva.
    Un saludo

  4. Miércoles,31 diciembre, 2008 16:25

    Muy buena entrada de año, Juan. Te lo deseo a ti y a toda tu familia, de corazón.

    Nos leemos el año que viene ;P
    Besitos

  5. karmenjt permalink
    Domingo,4 enero, 2009 16:02

    Me siento identificada con tus palabras. Yo también empecé a escribir para ocupar noches en vela (que afortunadamente han acabado), y para intentar soltar todo lo que tenía dentro a ver si me aliviaba al expresarlo, al sacarlo de dentro.
    Reconozco que ahora lo hago porque he descubierto el placer de escribir, de leer, de compartir con otros sensaciones y sentimentos. Sigo escribiendo por las noches porqué es mi momento tranquilo, pero ya duermo. Pero no podría renunciar a esto.

    Tu año parece que ha tenido más cosas buenas que malas, sobre todo lo que has compartido con tu hijo. Ese tiempo es un regalo.
    Espero que lo de tu insomnio mejore (o desaparezca ya puestos), pero no te quite la inspiración.
    Besos.

  6. Miércoles,7 enero, 2009 13:15

    Feliz Año para ti también. Y benditos los blogs. Al final han demostrado ser útiles estos diarios, verdad?

    Un beso

  7. Miércoles,22 abril, 2009 22:24

    … Hoy, además de los actuales, leí este… Me encantó… Es curiso “conocer” a una persona, entiempo no real y atrás… Tampoco me gustan los 31 de Diciembre; no es que no me gusten a priori, es que me parecen fechas tontas, es las que el calendario marca, estar de tal o cual manera, y eso, no va conmigo… Un beso. (Habrás reparado, que ya no nos mandamos “un saludo” 😉 )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: