Skip to content

Nochebuena

Miércoles,24 diciembre, 2008

No tenía pensado escribir nada sobre esta noche porque hace muchos años que para mí no representa nada especial y suele ser fuente de problemas y discusiones.

Además, este año, y de mi rama de la familia, sólo estaré yo.

Posiblemente debería alegrarme, por mi padre que ayer se fue a Coruña, a casa de mi hermana, y así verá sus nietos que hace un año que no los ve. Pero dudo si puede ser motivo de alegría, o de una alegría completa, por causas que no vienen al caso.

Incluso por la otra rama, la política, va a faltar un cuñado que se casó este año y se va con la familia de ella. Así que estaremos en cuadro. Mis suegros, otro cuñado, mi mujer, mi hijo y yo.

Para mí, de pequeño, la Navidad era esta cena. Nos reuníamos unas 40 personas. Unos tíos de mi madre tenían un bar. Hasta las 8, que cerraban, mi hermana, mi prima y yo, íbamos al cine, a dar un paseo, a otras casas de amigo… y cuando volvíamos al bar, ya cerrado, para mí empezaba la Navidad.

Preparativos, ayudar en la cocina, colocar las mesas y las sillas… Y, claro, la cena no era ordinaria, era un bar de la época pero de los mejores y la cocina excepcional, así que imaginad cómo  era la cena. Y con tanta gente.

Luego mis primas más pequeñas organizaban un espectáculo, y después los mayores jugábamos al parchís hasta las 5 de la mañana.

Esos fueron mis inicios. Luego el tiempo pasa, gente se va, otros mueren y el bar, que unía a todos cierra por jubilación. Se acabó.

Luego, hasta que me casé una etapa de transición sin el bar y con un número reducido de personas.  Pero casi se reducía a la cena, ya no era el ritual de cuando éramos pequeños.

Y ahora no hay ni cena, unas tapas, unos pinchos, en un comedor apretujados. Con esos inicios comprenderéis que es un poco deprimente.

Pero ahora, con Mario  es diferente. Tengo que recuperar esa ilusión por la cena de Nochebuena. La navidad es de los niños y no hay derecho a estropeársela.

A todo el que tenga un día especial, o una noche,

a los que crean en esta Noche,

a los que no crean,

a todos, y en especial a vosotros, ya sabéis quién:

¡Feliz Nochebuena!


Anuncios
13 comentarios leave one →
  1. Miércoles,24 diciembre, 2008 11:33

    Pues tu lista de “yo tengo” que hoy empiece por tu peque… para mi ni eso, el mío se fue a Italia así que toca algo de tele y a la cama como un día mas pero trato de ponerle optimismo.
    La esencia de la navidad si es que esta en algún lugar, es en nuestro corazón.
    Disfruta de esas tapas, desfruta de ese comedor apretujado y sobretodo de la sonrisa de Mario que es lo que mas cuenta.
    Feliz Navidad!

  2. Miércoles,24 diciembre, 2008 12:01

    Siento que la pases sola, físicamente. Pero quiero que sepas que en ese último renglón de mi entrada estás incluida tú.
    Un beso.

  3. Miércoles,24 diciembre, 2008 14:58

    Este año sí que lo paso con la familia, el año pasado, como trabajaba, se fueron todos al pueblo y tuve que pasar la navidad y el año nuevo sola, esta gente no me tienen ningún respeto, xD.

    Las mías siempre han sido parecidas, la típica cena familiar, pero bueno, al menos ves a esa familia que no aparece nunca una vez al año.

    ¡Feliz Navidad! a ti y a todos los tuyos.

  4. Raquel permalink
    Miércoles,24 diciembre, 2008 17:17

    Jejeje. Para mí la noche de Navidad siempre ha sido rara. Al principio cenábamos solo mi madre y yo (esa era toda la familia). Hace unos años comenzamos a ir a casa de una de mis primas. Un grupo reducido, pero al menos más gente. Luego saldré por la capital a tomar unos refresquitos con los amigos… como cualquier día de fiesta… en realidad, es un día más… Supongo que de tener niños sería diferente. ¡Disfrútalo! Feliz Navidad para ti también.

  5. oiril permalink
    Jueves,25 diciembre, 2008 11:36

    Prueba superada jajajaj
    ahora por el 31!!!
    Besos.

  6. Jueves,25 diciembre, 2008 11:44

    El 31. !Ni me hables¡. Ese si que es horrible.

  7. pat permalink
    Jueves,25 diciembre, 2008 13:37

    Me ha encantado tu árbol. A veces se nos olvida que estas fiestas son para los niños.

  8. Jueves,25 diciembre, 2008 17:00

    Ayer por la mañana, tomo cafe con una amiga, al encontrarnos de casualidad, y me cuenta que luego iba al pueblo de su marido con su familia política, cuñadas suegra, se notaba una “por obligación” tal vez el mundo de los adultos es demasiado complicado para los niños, que si sienten la navidad con mas alegría

  9. hoxingu permalink
    Jueves,25 diciembre, 2008 20:52

    ¡Ay Juan, si tu supieras cómo ha sido mi Nochebuena…!
    Pero como tú bien dices, es una noche para los niños; y por ellos hemos de hacer de tripas corazón, templar los nervios y tirar p’alante pensando que vendrán tiempos mejores. Al fin y al cabo nuestra vida tiene sentido en gran medida por esos niños que nos hacen seguir adelante cuando creemos que no podemos dar un paso más.
    Gracias por ese árbol tan bonito y por esos deseos tuyos que son más bellos todavía.
    Un beso, ¡y que siga la fiesta; vamos a por la Nochevieja y el mágico día de SSMM Los Reyes Magos de Oriente!

  10. Viernes,26 diciembre, 2008 09:33

    Es curioso el poder que tienen esos pequeños enanos sobre nosotros.
    Creo firmemente que ellos son el espíritu de la Navidad.
    Y la razón de que continuemos con la tradición.
    Hasta han conseguido que te deje unas lineas.
    Sé Navidad por Mario, como bien dices también tiene derecho a tener sus propios recuerdos mágicos cuando sea adulto.
    Encantada de leerte a pesar de que sea a base de que la vida te robe sueño.
    Un saludo.

  11. Viernes,26 diciembre, 2008 13:42

    ¿Y la mía? Lo mejor, ver a los amigos después. Menos mal que por eso se salva….
    Espero que tu fin de año sea mejor! Un besito enorme Quierodormir (:
    Nos leemos pronto.

  12. Viernes,26 diciembre, 2008 17:06

    Vaya, veo que ha habido de todo.
    Malhena, he intentado dejarte un comentario en tu blog y me ha sido imposible.
    Gracias por visitar mi blog.
    Me gusta mucho lo que has escrito, y estoy de acuerdo contigo.
    Creo que, después de nuestra etapa de desencanto con la Navidad, ahora nos toca jugar el papel de continuadores de la tradición para con nuestros hijos. Si nosotros lo disfrutamos de pequeños, ¿por qué negárselo a ellos?.
    Un saludo.

  13. lamoro permalink
    Viernes,26 diciembre, 2008 20:04

    La navidad es de ellos, de la inocencia… Sólo ver sus caras mirándo las luces de colores y los regalitos en el árbol el día 6 ya te hace sentirte gordo de felicidad ¿verdad?
    Un besoooo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: