Skip to content

Regalar una mascota

Miércoles,10 diciembre, 2008

Este fin de semana tengo que comprar una tortuga. Bueno, un galápago, uno de esos con estanque y palmerita de plástico.

El martes es el cumpleaños de Mario (6 añitos ya).

Y es lo que me pidió (después de un hermanito y un perro, por ese orden). Pero como le dije que no había sitio para esas cosas, y los peces que tenía en casa de su abuela se murieron, ahora quiere una tortuga, que es pequeña, y debe asociar caparazón a longevidad y pocos cuidados.

O le recuerdan a los dinosaurios, no lo sé.

Lo que sé es que me va a tocar a mí cuidar del bicho. He leído en algún sitio que pueden transmitir la “salmonelosis”, por culpa del agua, o algo así.

Agradecería muy mucho que alguien me dijera, si es que sabe, qué cuidados debemos tener con ella para no tener problemas de este u otro tipo. A poder ser antes del fin de semana, que será cuando me toque hacer la compra, claro.

Espero que no se muera o no se escape.

Todo por tener una mascota.

Anuncios
11 comentarios leave one →
  1. Jueves,11 diciembre, 2008 01:01

    Bueno, quierodormir, yo tuve tres tortugas cuando era pequeña. También quería un perro o un gato (por ese orden), pero mi madre decía que ni hablar. Lo del hermanito tenía asumido que era del todo imposible. La primera vivió varios años. Era una tortuga de agua y la teníamos en un cacharrito de esos que dices con palmera y piedrecitas. Teníamos que cuidarla diariamente cambiándole el agua y limpiando todo con esmero porque en cuanto te descuidaras, el olor a “agua podrida” era insoportable. Con el tiempo tuvo una infección en un ojo y se le quedó como cerradito. En aquellos años, no se nos pasó por la cabeza que podría necesitar un veterinario. Te estoy hablando de veinticinco años atrás (¡Dios, qué mayor acabo de sentirme!).
    Las otras dos fueron el regalo de unas amiguitas que se cansaron de cuidarlas. Esas duraron muy poquito tiempo, no sabría decirte muy bien por qué. Supongo que no me acordaba de ellas todo lo que debía. Recuerdo que se les puso el caparazón blanduzco y murieron en pocos meses.
    Por si quieres más información, he encontrado esta página. La verdad es que hay que pensarse muy bien lo de las mascotas. Suponen una enorme responsabilidad; aunque yo con mi Kyna estoy encantada. Un beso.
    http://www.chelonia.org/Articles/bcwaterturtles_sp.htm

  2. Jueves,11 diciembre, 2008 02:26

    Yo tuve un par cuando era pequeña y la verdad es que le hacía falta poco, cambiarle el agua de vez en cuando y darle una ducha sólo de agua (le sabía fatal e intentaba morder los chorros del agua) por eso de la eutrofización, sólo ten cuidado de no comprar alguna especie que crezca más de lo que quieras y dale pescado de vez en cuando o alguna gamba de esas peladas.

  3. itjustbegan permalink
    Jueves,11 diciembre, 2008 13:25

    Mi prima tenía una cuando eramos pequeñas, y se escapó 😦 Aunque ahora que lo pienso su madre estaba muy harta del olor de la tortuga…. Seguro que ella la ayudó a escaparse….!!! jeje
    Nosotras le dabamos unas gambas minúsculas que venian en un bote circular…(viva mi memoria).
    Resumiendo; es fácil de cuidar. Almenos no la tienes que sacar a pasear.

  4. Jueves,11 diciembre, 2008 15:46

    Capitana, ni idea de la “eutrofización”,. ¿Me lo explicas?

    Itjustbegan, si que erais lenta tu prima y tú.

    Yo, de pequeño, tenía una rata blanca, de esas de laboratorio, de ojos rojos. Nos la llevamos de vacaciones y cuando volví de dar un paseo y fui a verla a su lata de acero de más de 50 cm de alto y lisa como un espejo por el interior vi que no estaba. Fui medio llorando a mi madre a decírselo y ella me consoló diciendo que como ahora estábamos en el campo, a la rata le gustaba más que la ciudad y se había ido.
    Nunca me cuestioné esa idea y me quedé muy tranquilo.
    Hasta que varios años después comprendí que la rata sola, sin ayuda, no podía haber salido de allí.

  5. quierodormir permalink
    Jueves,11 diciembre, 2008 15:55

    Raquel, cuando todo de lo que se habla lleva la coletilla de “hace 25 años”, como me pasa a mí, es cuando de verdad empiezas realmente a sentirte mayor.
    Yo tuve un perro siendo pequeño.Ahora es cuando no puedo.
    Gracias por tu ayuda.
    Un beso

  6. itjustbegan permalink
    Viernes,12 diciembre, 2008 02:50

    Jajaja! eramos jóvenes… y se escapó durante la noche! nosotras estabamos durmiendo!!

    aunque lenta mi prima lo es un rato…

    besitos juan :*

  7. quierodormir permalink
    Viernes,12 diciembre, 2008 18:31

    ¿Y no os despertaron las pisadas?

  8. capitana666 permalink
    Sábado,13 diciembre, 2008 01:24

    Para que no se pudra el agua, que siempre acaba oliendo mal.

  9. quierodormir permalink
    Sábado,13 diciembre, 2008 12:18

    Gracias, Capitana. Es más cómodo preguntar que usar el diccionario.
    ¿Por qué dicen que los hombres no preguntan? ¿Será que ya se están produciendo cambios en mi?

  10. pat permalink
    Miércoles,17 diciembre, 2008 21:24

    Vaya, este post tuyo me parece un déjà vu. Yo tengo dos. También después de haber pedido un perro, un gato, e insectos. Lo jodido es que mi hijo ya tenía un hermano…. ¿Cuidados? No sé, creo que las mías están hibernando, porque no comen, duermen todo eldía y no están muertas. Pero a saber…

  11. Jueves,18 diciembre, 2008 10:14

    Pat, contaré contigo, como experta en animales, cuando tenga algún problema.
    Si te parece bien, claro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: