Skip to content

Reflexiones

Miércoles,26 noviembre, 2008
What a wonderful world – Eva Cassidy & Katie Melua

Quizás hoy no hubiera escrito nada en el blog.

Pero, entre las 9 de la mañana, que dejé a mi hijo en el colegio y las 11, a las que tengo una tutoría con su profesor, llevo más de una hora dando vueltas en coche sin ningún sentido, y lo que es peor, a parte del gasto de gasolina, es que no se me va de la cabeza todo el incidente de ayer, cuando debería estar pensando en lo que voy a hablar con el tutor de mi hijo, quien,por cierto, y para redondear la tarde de ayer, se tragó una bola metálica. (Mi hijo, por supuesto). Espero que la expulse pronto sin producirle ningún daño.

Y el tema no es por el hecho en sí, que ya deje claro que está zanjado con la persona en cuestión, sinó con la situación en general.

Quede claro que no me gustan las discusiones, así que quien espere que algún día entre en un debate en uno de sus blogs va a tener que esperar sentado. No me gustan porque me disgusta enormemente que alguien se sienta molesto con algo que yo diga.

Siempre fue así. No me gustan las discusiones porque siempre sale alguien con mala sensación. En eso me parezco también a otra amiga con la que ayer tuve una larga conversación por MSN, y que no quiero nombrar porque fue algo al margen de lo que es el blog. Prefiero sentirme mal yo a que se sienta mal alguien ajeno por algo que yo haya dicho o hecho, por acción o por omisión, en realidad o por atribución de otras personas o circunstancias.

Cuando empecé a escribir el blog lo hice en el sentido más privado, quiero decir, que era para mí, sin pensar en que pudiera tener la más mínima repercusión para el resto de las personas, que no le iba a interesar a nadie (gran error por mi parte y primer fallo). Quería tener una especie de diario, de cuaderno de anotaciones, nada más, en el que reflejar mis sensaciones, mis vivencias, sobre lo que me estaba pasando e intuía que podría sucederme (segundo fallo).

Pero un día sucedió lo inevitable. Apareció alguien, alguien que se atrevió tímidamente, como así me advirtió, a darme su opinión y su ayuda, y a la que estoy profundamente agradecido,  porque a la larga  se convirtió en alguien imprescindible para mí..

Después aparecieron más comentarios, de gente anónima, como todos, obviamente, ya que, al menos y, hoy por hoy, no identifico persona virtual con persona real. Conocida en persona, me refiero.

Todos me ayudaron de alguna forma,grande o pequeña, importante o trivial, pero todos formaron parte de mi círculo de conocidos, algunos los considero amigos de verdad, como si hubiéramos compartido experiencias, como si ya nos hubiéramos tocado físicamente alguna vez. Había risas, palabras de aliento, de ayuda, simples saludos, gracias…

Y yo quise hacer algo parecido, dentro de mis posibilidades: darles a los demás lo que me estaban dando a mi.

Pero ayer sucedió algo que no había pasado nunca y con lo que no había contado que pudiera pasar. Algo que me hizo planteármelo todo y volver a la idea original. Alguien interpretó algo mal, algo que yo habia dicho. Y me hirió profundamente.

Sé que muchos de los que estamos en este tema lo hacemos por un motivo “terapéutico”, que estamos pasando por algo que nos desestabiliza, o lo hizo en su momento. Bueno, no sé, cada uno tiene su motivo, no tengo por qué generalizar. Pero, precisamente por eso, no creo que haya ni uno solo con ánimo de ofender a nadie en ninguno de sus comentarios. Creo que los que alguna vez comentamos algo es para dar ánimos, apoyo, confianza, o para quitar hierro al asunto cuando nos puede parecer que alguien está haciendo una montaña de un grano de arena.

Y luego están los que se conocen, bien personalmente o bien por sus identidades reales, o los que por cuestión de tiempo ya han llegado a un grado de confianza tal que hasta se ríen de un insulto, por poner un ejemplo.

En fin, que no tenía pensado escribir y estoy haciendo el post más largo de la historia de mi blog.

Antes de acabar me gustaría dar las gracias a todos los que ayer me ofrecieron su apoyo desinteresadamente y me pidieron que entre libremente a opinar lo que quiera en sus “territorios”, pido disculpas a quien se haya tragado toda esta parrafada sin tener ni idea de a qué venía a cuento, y espero que nadie se haya dado por aludido u ofendido con mis palabras.

Después del calentón de ayer, y de haber escrito todo este post con la música de Katie Melua de fondo, os puedo asegurar que mis ánimos están más calmados.

Aún así, todavía me asalta un último temor, y es que probablemente mañana vayan a darme el alta médica, con lo cual el viernes empezaré a trabajar y el tiempo que le pueda dedicar a ésto, que me encanta y que tanto me ha dado, quedará reducido al mínimo.

Un abrazo a todos, grandes y “petites”.

Anuncios
14 comentarios leave one →
  1. Miércoles,26 noviembre, 2008 17:03

    Siento de nuevo lo que ha pasado, y lo siento todavía más cuando veo que te he hecho dar un paso atrás. Lo estabas haciendo bien, pero yo, al no conocerte, malinterpreté tus palabras. Es bien cierto que ninguno de los dos está 100% psicológicamente hablando, y quizás por eso se ha dado con mayor facilidad. Supongo que tan solo hemos de tener un poco en cuenta las limitaciones de el lenguaje escrito.

    Por cierto, yo hoy voy al especialista y la baja la tenía hasta el viernes 28, lo que quiere decir que es posible que el lunes vuelva a trabajar. Sólo de pensarlo me entran sudores fríos…

  2. pat permalink
    Miércoles,26 noviembre, 2008 17:35

    A veces podemos malinterpretarnos incluso en un tú a tú, con caras, gestos y tonos de voz. Cómo no evitar que alguna vez pueda ocurrir en un medio escrito. Pero hablando se entiende la gente.
    Yo en general suelo tener un buen ambiente en todo lo que me rodea, y procuro huir de enfrentamientos. Pero yo creo que un malentendido no tiene nada que ver con un enfrentamiento o una discusión. Y en el momento en el que se establecen relaciones personales son muchas veces inevitables. La opción es cerrarse a toda relación personal. Pero esto también tiene desventajas. Como en todo, supongo que habrá que ir buscando el equilibrio.

  3. Miércoles,26 noviembre, 2008 18:40

    Creo que deberías quitarle importancia.

    En este mundo, siempre habrá alguien que piense lo opuesto de lo que piensas tu. Aquello que tu veas blanco, él lo verá negro. Lo que entiendas como rojo, él lo entenderá como verde.

    Todos podemos dar pie a malentendidos y todos podemos tener uno. Pero lo que no podemos permitir es que un accidente nos haga cambiar de hábitos. Y es que un malentendido no es un error. De un error se aprende, de un malentendido poco se puede sacar. No sería justo dejar de coger el coche por haber tenido un accidente. Aunque haya gente que lo haga.

    Los accidentes son involuntarios, inevitables y evidentemente molestos. Pero si se aclaran hay que aprender a dar carpetazo al caso y seguir con tu vida.

    De la misma manera que vi desproporcionada la respuesta de La Petite (hay que comer un poco más, eh, guapa ;)) también veo desproporcionado el peso que le das al asunto.

    Seguro que hay miles de cosas más importantes que esa tontería. Tu hijo, sin ir más lejos. En esta vida hacemos y nos hacen daño muchas veces de manera involuntaria. Es algo que hay que asumir.

    Un saludo, y ¡ánimo!

  4. barrenado permalink
    Miércoles,26 noviembre, 2008 20:47

    Siempre hay 20 minutos para escribir, aunque sean partidos.
    Lo único verdaderamente malo es trabajar mal a gusto, aunque personalmente a mi ni me gusta ni mal ni bien a gusto trabajar.
    De lo otro si está zanjado no insisto.

  5. quierodormir permalink
    Miércoles,26 noviembre, 2008 20:47

    Supongo que esta vez habré dejado claro, y habréis leído, ya sin malinterpretaciones, que para mí el tema está zanjado. El motivo de este post lo dejé claro en su inicio:llevaba rondándome en la cabeza demasiado tiempo y como bien sabréis la mejor forma de sacar algo de la cabeza es escribirlo.
    En parte y gracias a ello, existen los blogs.
    No se trata de darle más importancia de la que tiene, como dice SISOR, ni de que pretenda que todo lo que escriba sea interpretado de la manera en que lo he pensado, está claro, siendo inevitables los enfrentamientos y discusiones, como apunta Pat.
    Pero entender también lo que refleja Petite: quizás no estemos los dos al 100%, o estemos más susceptibles de la cuenta. De todas formas, no me gustaría seguir dándole vueltas al tema por lo que expongo el post. Me afectan los enfrentamientos si soy parte o culpa de ellos por mínimos que sean. Unos traen grandes consecuencias y duran mucho y otros no tienen importancia y duran muy poco. Yo creo que el nuestro fue de estos últimos.

  6. Jueves,27 noviembre, 2008 00:08

    “Pero ayer sucedió algo que no había pasado nunca y con lo que no había contado que pudiera pasar. Algo que me hizo planteármelo todo y volver a la idea original. Alguien interpretó algo mal, algo que yo habia dicho. Y me hirió profundamente.”

    Son cosas del lenguaje escrito. No le des mayor importancia. 😉

    A mejorarse los dos. 🙂

  7. Jueves,27 noviembre, 2008 00:11

    http://www.goear.com/listen.php?v=f6cffe6
    Yo igual pasaba por aquí porque soy una cotilla y me he quedado un rato 🙂
    Pero es que no conocía esta versión de la canción, así que, si no importa, cambiamos cromos… La del enlace es The Innocence Mission y a mí me pone tonta.

    Y un año de estos me voy a sentar a pensar un rato sobre la paradoja de que esta red liante no esté uniendo a tantas personas humanas y nos permita compartir tantos sentimientos… de todos los colores, olores y sabores. Yo también uso el blog como terapia. Ayuda mucho.

    Encantada de conocerte 🙂

  8. escribux permalink
    Jueves,27 noviembre, 2008 01:25

    Tienes razón. La confrontación es uno de los pequeños riesgos que tiene la “blogosfera” (muchos blogs, muchas opiniones distintas). Pero tampoco deberías dejar de comentar en blogs por eso. Al fín y al cabo, es la única forma que tenemos de decirle a los demás bloggers que estamos ahí. ¡Y gracias por dejar un comentario en mi blog!

    P.D.: Aunque este es mi primer comentario en tu blog, lo vengo siguiendo desde hace tiempo. Ánimo y no lo dejes, es muy bonito el saber que hay gente a la que le interesa leer lo que escribimos. Al menos a mí me hace sentir bien cuando no todo va bien. Saludos.

  9. Raquel permalink
    Jueves,27 noviembre, 2008 01:37

    ¿No te gusta tu trabajo? No sé si me equivoco, pero me ha parecido detectar cierto temor en el hecho de que te podrías incorporar el viernes. Bueno, quizás me equivoque y el temor se deba a otra cosa. Casi no te conozco.

  10. Jueves,27 noviembre, 2008 10:18

    Sisor, si vieras lo que como no me dirías eso 😛 No engordo ni a tiros, pero tampoco es para tanto, ya que soy bajita 🙂

  11. quierodormir permalink
    Jueves,27 noviembre, 2008 14:29

    Vamos a ver, Raquel, no se trata de que no me guste mi trabajo (llevo 10 años haciendo lo mismo), pero estoy como estoy por algo. Aunque haya mejorado, llevo cuatro meses, como quien dice, de brazos cruzados, y si el trabajo (o sus circunstancias) pudo ser uno de los factores que me trajo hasta donde ahora estoy, es lógico cierto temor a la vuelta ¿no crees?.
    De todas maneras, no problem yet.
    Otra semana de baja.

  12. quierodormir permalink
    Jueves,27 noviembre, 2008 14:44

    Lo mismo digo, Servidora

  13. quierodormir permalink
    Jueves,27 noviembre, 2008 14:46

    Gracias, Corsaria
    Todo va bien.

  14. Jueves,11 diciembre, 2008 21:08

    Como decia aquel es evidente que existe la verdad. Porque el que niega que existe la verdad, conoce que la verdad existe. Si, pues, no existe la verdad, es verdad que la verdad no existe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: