Skip to content

Declaración de intenciones

Domingo,23 noviembre, 2008

Creo que me siento insatisfecho con mi vida.

Bueno, quizás no es del todo correcto. Por supuesto que hay aspectos de mi vida en las que me siento insatisfecho, pero tambien hay muchas, muchísimas que me gustan, de las que sí estoy satisfecho. No se trata de analizar mi vida hasta este momento, pero sí me gustaría dar un cambio a mi vida, o al menos a mi forma de ver las cosas.

Como se suele decir, “No hay mal que por bien no venga”, y creo que la situación que estoy pasando durante estos meses, o que ya he pasado, es el momento de hacerlo.

  Llevo varios libros leídos, de esos que se llaman de “autoayuda”, y que, por cierto, odio con toda mi alma, pero he visto que en todos, alguna vez, se repite la misma pregunta: ¿Te has parado alguna vez a escuchar tus pensamientos?. Yo creo que nunca lo he hecho, o no, al menos, conscientemente.

Creo que mi vida es mejorable, y espero hacerlo. No sé si sera sólo una ilusión o es que me estoy engañando, pero entonces fallaría todo lo que está pasando por mi mente en estos momentos.

También puede ser que todo sea fruto de estas malditas pastillas que estoy tomando, pero confío en que no.

 Si así lo fuera, todo sería una ilusión y yo no lo siento así.

Pondré todo de mi parte, y si no lo consigo, seguiré intentándolo.

A lo mejor es posible que necesite ayuda, y si así fuera me gustaría contar con todos vosotros, a quienes no conozco, pero a  quienes me gusta considerar amigos , o al menos compañeros de este mundo virtual en el que nos conocimos y nos movemos.

No hace falta que hagáis nada, solamente seguir ahí

Que todo salga bien.

8 comentarios leave one →
  1. pat permalink
    Domingo,23 noviembre, 2008 10:28

    Pues yo creo que cuando escribes aquí, lo que haces precisamente es escribir los pensamientos que has escuchado…. Suerte

  2. quierodormir permalink
    Domingo,23 noviembre, 2008 14:23

    Por supuesto, pero creo que se refiere a algo más pofundo.

  3. Raquel permalink
    Domingo,23 noviembre, 2008 14:36

    Hace algún tiempo, en un momento de decadencia (llamémoslo así), dije, porque estaba convencida de ello, que mi vida era una mierda, que mi vida era muy triste. La persona con la que hablaba me hizo una pregunta muy simple pero que ha cambiado mi percepción de las cosas de una manera fundamental. La pregunta fue: ¿qué parte de tu vida es una mierda? Entonces me paré a pensar en ello. Pensé en mi familia que me quiere y que siempre está ahí para ayudarme. Pensé que tenía una pareja que también me quería. Pensé que tenía muchos buenos amigos que siempre están dispuestos a escucharme sin condiciones cuando lo he necesitado. Pensé en que tenía un trabajo que me hacía vibrar. Pensé que tenía una casa que me gustaba. Que tenía dinero para comprar todo lo que necesitara. Y me di cuenta en ese momento de que mi vida no era una mierda. De que era yo la que había decidido que lo era, pero objetivamente, lo tenía todo para ser feliz. A partir de entonces, decidí que el problema estaba en mi cabeza. Que durante muchos años había estado dado la orden a mi ser de que debía ser infeliz. Cuando tomé conciencia de ello, decidí que a partir de entonces iba a ser feliz. Ha habido de todo. De hecho he perdido muchas de las cosas que en el momento de la pregunta tenía (pareja, trabajo, casa…), he pasado y aún paso por momentos muy difíciles, pero nunca más he vuelto a sentir que mi vida es una mierda, porque somos nosotros, soy yo y eres tú, los únicos que podemos actuar sobre nuestra propia felicidad. Si somos infelices es porque lo hemos decidido. Si somos felices, también. Es muy simple. Perdona que me haya alargado. Que tengas un buen día.

  4. quierodormir permalink
    Domingo,23 noviembre, 2008 14:49

    No te has alargado, en absoluto. Te he leído con toda atención y estoy de acuerdo contigo. De hecho me gusta cómo eres y cómo te enfrentas a las cosas, aunque a veces digas que has renunciado a una parte de tu vida (Yo no lo creo así, de todas formas. Y permíteme creerlo). Por eso te leo y te sigo. De hecho, a veces me gustaría hacerlo más directamente, siempre es interesante el intercambiar puntos de vista directamente, pero no me atrevo a pedírtelo (aunque ahora lo esté haciendo).
    Garacia por dedicarme tu tiempo. Lo valoro, de verdad.
    Un beso para ti.

  5. barrenado permalink
    Domingo,23 noviembre, 2008 15:59

    En mi caso, mi blog me ha servido de mucho.
    Tampoco pasaba buenos momentos cuando empecé a escribirlo y creo que ha tenido un efecto terapéutico.
    Ánimo, sin prisa pero sin pausa.

  6. Lunes,24 noviembre, 2008 10:36

    Qué triste pardadoja del destino!!!Hoy lo tienes todo y mañana nada.
    Eso lo he experimentado yo en mis propias carnes,sobre todo en este maldito 2008 que ojalá termine pronto. En Mayo lo tenía todo, al menos todo lo que siempre he pensado necesario para ser feliz: mi pareja era mi prototipo ideal de persona en casi todo, iba bien en los estudios, en el trabajo disfrutaba de total comodidad, veía a mis amigos, iba al gimnasio (unas de mis grandes aficiones), ¡incluso jugaba al fútbol!!!!
    De pronto en el mes de Junio me encontré hundido por la ruptura, agotado por el trabajo, sin tiempo para mí y mucho menos para mis amigos, algunos de los cuales incluso se han marchado de mi región y ya casi no los veo; distraído y dejado de los estudios hasta el punto de dejarlos; problemas de salud en la familia (familiares como mi madre,lo más sagrado), ¡¡¡incluso una desgraciada muerte!!!
    Estuve un par de semanas aturdido,pero nunca menosprecié mis capacidades;pensé que mi vida era una mierda, pero nunca pensé que siempre sería una mierda o que antes lo hubiera sido;di por imposible ciertas metas que me fijé desde pequeño y que estaban al alcance de la mano meses antes,pero divisé otras metas lejanas que me dispongo a alcanzar;perdí algunos amigos,pero gracias a mi blog conocí a otros,tanto virtuales como reales, pues la noticia corrió y no sé por qué pero fuí admirado por cómo escribo, lo cual atrajo hasta mí a varias buenas personas que de lo contrario hoy permanecerían en el anonimato para mí; con esfuerzo y perseverancia consigo sacar tiempo para mí (leo y escribo cuanto quiero,aunque no publico ni la mitad de la mitad) hasta el punto de que ahora también hay quien me admira por mi brusco cambio físico en cuestión de pocos meses. También saco tiempo para mis amigos…de hecho aquí estoy para echar una mano en lo que se pueda.
    Por cierto, te/os recomiendo dos libros: ”La buena vida”, de Álex Rovira; y ”la última lección”, de Randy Pausch. El primero te mostrará cómo apreciar positivamente la/tu realidad; el segundo te mostrará cómo alguien en la prórroga de su vida valoró positivamente cuanto aconteció en el transcurso de la misma.
    P.D.:perdón por la parrafada.
    Un saludo a todos!!

  7. Lunes,24 noviembre, 2008 11:30

    Las pastillas pueden transformar nuestra visión de las cosas. Te lo digo por experiencia 😦 Así que ten mucha mucha paciencia…

  8. quierodormir permalink
    Lunes,24 noviembre, 2008 12:35

    Por supuesto, Barrenado, así empecé yo, y lo mismo pienso.
    Capi, yo nunca pensé que mi vida fuera una mierda, no llegué a ese punto, por suerte, ni me pasaron cosas tan desagradables tan de seguido. Y esos dos libros de los que hablas, los he leído, el segundo hasta hizo que las lágrimas se asomaran a mis ojos, y eso que respira alegría y optimismo en cada página (creo que ya lo expuse en una entrada.
    Yo empecé porque una enfermedad que no me dejaba, ni me deja dormir, como debería hacerlo una persona normal, me estaba cambiando el carácter y mi relación con las personas y las cosas.
    Creo que todos pensaréis que en esos casos siempre lo pagamos con quien tenemos más a mano, más cercanos, y cuando tienes un hijo pequeño y ves que él no tiene culpa de nada pero que puede traerle unas consecuencias de por vida, es lo que te hace, lo que me hizo reaccionar y buscar una solución.
    Luego, una de las decisiones que tomé fue iniciar este blog, que espero que nunca dejaré, porque, a parte de servirme para lo que inicialmente me propuse, se está convirtiendo en algo imprescindible en mi vida. Siempre pensé que sería para mí, para pasar el rato, que alguien podría leerlo,sí. pero no interesarle en absoluto. Y no fue así. Me está dando mucho mas de lo que nunca hubiera esperado. Así que, por todo ello, os doy las gracias a todos los que participais en él y a los que lo harán o lo han hecho, aunque sea una única vez.
    Y a mi última incorporación, Petite, no te preocupes por las pastillas, creo que ya sé sobellevarlas y valorar sus efectos en su justa medida.
    Te prometo que lo que digo en mi entrada es el fruto de todos estos meses de pensamientos, de escucharos, de valorar lo que merece la pena, no sólo por las pastillas.
    Gracias a todos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: