Skip to content

Feria del Chivo

Domingo,9 noviembre, 2008

Ayer fue un buen día.

Fuimos a la Feria del Chivo de Vegacervera. Al final, solos los tres, casi que mejor.

Llegamos temprano, hacia las 12 de la mañana, justo cuando se estaba celebrando el “pasacalles del chivo”. Mientras unos lugareños vestidos de pastores van repartiendo gratis bollos preñaos y pasando la bota de vino a todo el que se cruza en su camino, hasta hicieron parar a la Guardia civil que se cruzó con ellos en un momento para ofrecérselo, y, cómo no, lo aceptaron.

Lo pasean por todos los rincones del pueblo. Mientras tanto se acaban de montar los puestos de venta en el pabellón del pueblo y la carpa en la pista para la degustación del domingo. Realmente la fiesta más popular es entre el sábado por la tarde y el domingo por la mañana.

Después de recorrer el pueblo, prácticamente se paraliza todo hasta las 5 de la tarde, hora de la apertura de los puestos. Así que nos dirigimos a comer. Cómo no, los menús de el día se basan en su totalidad en el chivo. Nosotros optamos por el “Cocido de chivo”, similar al cocido madrileño, salvo en las carnes que en este se basan en el animal del día, cecina de chivo, chorizo de chivo y morro de chivo.

Tengo que decir que la carne de chivo tiene un sabor especial, demasiado fuerte, quizás. A mí me gusta, pero no es para comerla todos los días, vamos.

Por la tarde el pueblo se anima. A lo largo del día va llegando gente sin parar, y muchos con la intención de quedarse a dormir, había hasta una concentración de Autocaravanas, y el camping estába animado. Los hoteles, al completo.

Mario de lo pasó en grande en un hinchable de Cars, comimos churros, compramos chorizo de cerdo, pues el de chivo no tuvo éxito entre mi familia, y para mí sólo pues como que no, compramos jabón natural de esencias y recogimos propaganda, como se hace en todas las ferias en las que vas con niños.

Luego, de vuelta a casa, cuando empezaba a anochecer.

Vegacervera es un pueblo pequeño, tranquilo de la montaña de León, a quince minutos del Puerto de Pajares. A mi me encanta, con las Hoces de entrada al pueblo, espectaculares. Ahora están arreglando la carretera desde Villamanín, así que en el verano el viaje será diez minutos más corto, pero ahora en otoño es especial. ¿Os habeis fijado en los árboles estos días, antes de que caiga toda la hoja?. Están hermosos de verdad, qué colores.

Si tengo unos días, y necesito paz y tranquilidad, buscadme en Vegacervera.

One Comment leave one →
  1. Raquel permalink
    Martes,11 noviembre, 2008 18:01

    Un paraje precioso el de la última fotografía. ¿Vegacervera? Lo apuntaré en la libreta de los sitios que visitaré algún día.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: