Skip to content

Seguridad Social

Lunes,27 octubre, 2008

Cuando acudí a la consulta del psiquiatra por primera y única vez me dio un tratamiento para probar y me indicó que pidiera cita para dentro de dos meses.

Cuando salí de la consulta y me dirigí al mostrador de citas de Psiquiatría, las enfermeras se encontraban inmersas en una discusión sobre otra paciente que se le había pasado la cita y quería ver si le daban una nueva para esa fecha. Cuando las enfermeras consultaron las fechas libres del médico que, casualmente era el mismo que me había atendido a mí, vieron con horror, y presas del pánico, que no tenía fecha libre hasta dentro de tres meses y que deberían darle cita en ese tiempo. (Ya había escrito anteriormente en otra entrada sobre esta situación). Llegado mi turno ni se me ocurrió contradecirlas en la fecha, tres meses en lugar de dos como me había indicado el médico. Al parecer intentar trastocar la agenda del suodicho médico es algo así como “jugarse las lentejas” o recibir una bronca de “padre y muy señor mío”.

Pues bien, hoy me llega una carta de la S.S. posponiendo la cita para 21 días más tarde, con lo cual los dos meses se convierten en casi cuatro.

¿Qué hago?. ¿Me aguanto y espero a que llegue el día con santa resignación, y esperando que no se produzca ningún retraso más, con el consiguiente tratamiento que empiezo a poner en duda su eficacia o al menos su idoneidad?

¿O voy al Centro de Salud y la monto a ver si los tres meses se quedan en eso, en tres meses?

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Salomé permalink
    Martes,28 octubre, 2008 02:13

    Querido Juan; nadie mejor que tú sabe si te conviene esperar o por el contrario debes procurar que el psiquiatra te valore en el tiempo que en un principio estimó como razonable para hacerlo. Pero si consideras que necesitas ser visto de nuevo por el médico, estás en pleno derecho para exigir de forma educada y con calma, pero con absoluta firmeza, que te consigan una cita ya. Los ciudadanos no estamos habituados a exigir ante los servicios públicos que nuestros derechos y nuestras necesidades se tengan en cuenta, más bien solemos presentarnos de forma sumisa como quien, en lugar de hacer uso de aquellos servicios a los que tiene derecho como contribuyente, acude a pedir favores y a mendigar atenciones. Sin embargo somos nosotros, con nuestro trabajo y nuestra contribución económica, quienes hacemos posible el que se mantengan y existan dichos servicios públicos; es por ello que nadie mejor que nosotros para exigir a los responsables de turno que se gestionen de forma adecuada y respetando las necesidades de la ciudadanía. Y si para ello es necesario llegar a instancias superiores, debemos hacerlo sin dudar y sin miedo.
    Pienso que si el psiquiatra te prescribió un tratamiento para dos meses, no es razonable que estés cuatro tomándolo; y menos cuando hablamos de psicofármacos. Estás en tu derecho de exigir una cita con el médico para que el valore de nuevo tu estado y la conveniencia o no de continuar con el mismo tratamiento o por el contrario de establecer una nueva pauta.
    Un beso muy, muy grande.

  2. itjustbegan permalink
    Martes,28 octubre, 2008 14:32

    Salomé tiene toda la razón, si el psiquiatra te recetó para dos meses… no sé ni porqué te dieron para 3 meses (y ahora 4!). Yo iba y hablaba con quien fuera… no puede ir tan mal la seguridad social :/ no? Un hueco tendrán!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: