Skip to content

La última lección

Domingo,19 octubre, 2008

Parece que cada vez que entro en una librería un libro me llama. Me llama la atención, quiero decir.

Me pasó con “El secreto”, y hace unos días me volvió a pasar.

Entraba en la Fnac a dar un paseo por dentro y echar un vistazo a todas las cosas que hay. Me gusta mirar las novedades que hay en Fotografía, Informática, Pda, Gps, DVD, etc. Doy una vuelta por lo pasillos de las videoconsolas, reviso los últimos cds  a la venta y los DVD musicales, tengo debilidad por los conciertos en DVD.

Y si voy con Mario nos entretenemos varios minutos en la sección de libros infantiles. Mientras el repasa todos los que le llaman la atención e incluso lee algunas cosas, yo reviso las estanterías cercanas.

Pero esta vez fue un libro que estaba expuesto en la entrada de la tienda, a la izquierda y fuera de las zonas de paso. El espacio que ocupada de exposición era casi media pared. Me dirigí hacia él. Se llamaba “La última lección”. Leí las solapas y lo volví a dejar.

El viernes pasado dejé a mi hijo en el colegio, y como llovía cogí el coche y fui hasta MediaMarkt y la  Fnac, a pasar el tiempo hasta la hora de recogerlo. Cuando entré en la Fnac miré hacia donde estaba el libro la vez anterior pero no lo vi. Me dediqué como siempre a recorrer la tienda y cuando llegué a los libros encontré uno muy similar a “El secreto”, casi idénticos en su encuadernción. Se llamaba algo así como “trucos para desarrollar La ley de la atracción. Lo abrí y era comom un manual, lleno de reglas y ejercicios para concentrarte, pensar en una idea, atraerla, en fin, poner en práctica las ideas expuestas en el otro libro. Lo solté, me di la vuelta, y allí estaba: “La última lección”.

“No podemos cambiar las cartas que se nos reparten,

pero sí cómo jugamos nuestra mano”

Randy Pausch

Es lo que pone en la contraportada.

Randy Pausch fue un profesor de informática, que investigó con realidad virtual y trabajó en Adobe, Google y Disney. De 47 años, casado y con tres hijos de edades entre 8 y 18 meses, con un cáncer de páncreas terminal, le ofrecen dar una conferencia dentro de un ciclo llamado “La última lección” donde deben hablar sobre qué les gustaría comunicar a los demás si fuera su última oportunidad.

En su caso no era ninguna hipótesis, era su situación real, y tituló la conferencia “Cómo alcanzar los sueños de tu infancia”. Es un canto al optimismo y la enfrentó como el legado que dejaría a sus hijos, aún pequeños y que crecerían sin él.

No sé si es un libro bien escrito o no. Creó que no entrará en la historia de la Literatura por eso, pero sé que empecé a leerlo a las 3 de la tarde  y a las 7 estaba en la página 233 y última, con los ojos humedecidos. Los dos últimos capítulos me emocionaron de verdad, así como algún que otro momento, pero el resto del libro es un repaso a su vida de hijo, primero, con recuerdo permanente a sus padres, de docente universitario, después, y de padre sin un futuro en el que ver crecer a sus hijos durante todas las páginas del libro, pero siempre desde el prisma del optimismo, a pesar de su situación.

Es un libro que recomendaría leer a todas las personas, en general, pero casi más a los jóvenes, desde los que se encuentran al final de la ESO hasta los que empiezan sus estudios en la Universidad.

A quienes tienen una vida por delante.

www.thelastlecture.com

www.cadenadeoptimismo.org

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. itjustbegan permalink
    Martes,21 octubre, 2008 13:54

    No saben nada los de Fnac. No sé porqué a mi también me pasa, siempre que entro en la sección e libros de la Illa (Bcn), me enamoro de alguno. El último que me llamó la atención a mi es uno titulado: Un grito de amor desde el centro del mundo, de un tal K. Katayama. (No sé que me ha dado por leer de un tiempo aquí obras de autores nipones)

    El libro que dices tú me ha recordado a la biografía de Lance Armstrong, puesto que también es un grito a la vida, y a la superación personal. ¡Es totalmente recomendable! Aunque este que yo digo se acabó salvando de esa misma enfermedad…

    Me lo apunto! Besitos!
    Y ánimos (que nunca vienen mal).

  2. quierodormir permalink
    Martes,21 octubre, 2008 20:06

    Probaré algún oriental.

  3. Paquita Sanchez Sanchez permalink
    Martes,28 octubre, 2008 12:50

    Ha sido impresionante lo que este hombre ha querido transmitir al mundo con su última lección. La conferencia está muy bien, pero hay cosas que el libro dice que en la conferencia no se atrevió a decir. Lo que me quedó es mucho optimismo por parte de Randy, y ganas de continuar la web optimista dedicada a él http://www.cadenadeoptimismo.org. ¡Sigue el optimismo de Randy Pausch!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: