Skip to content

Peñarrubia

Sábado,27 septiembre, 2008

Ayer, dándole vueltas a una de mis últimas preocupaciones por rellenar las cuatro horas de la mañana sin repetir actividad, me dio por subir al Parque de la Providencia. Cogí un libro, la cámara de fotos y eché a andar rumbo a Gijón.

El libro, para leer un rato, en uno de los múltiples y maravillosos lugares que la senda tiene mirando al mar, y la cámara, por si acaso. Desde que ando solo por ahí por las mañanas siempre la llevo. Una pequeña, digital de la que te caben en el bolsillo y no son más grandes que la mano. No sirven para mucho más que hacer instantáneas, si tienes la más mínima inquietud artística no son lo mas adecuado. En ese sentido son, hasta frustrantes.

La fotografía siempre fue una de mis aficiones, desde los 14 años. En el colegio teníamos una asignatura (EATP, Enseñanza de Actividades Técnico Profesionales) y dentro de ella nos enseñaron a fotografiar, revelar, un poco de todo.

Entonces la fotografía tenía más magia, sobre todo a los ojos de un niño de 14 años. Tú hacías la foto y días más tarde descubrías si lo que habías visto por el visor era realmente lo que creías haber visto. Si tenías la suerte de acceder a un laboratorio o montártelo en el baño de casa, con el  permiso previo de tus padres, entonces podías hacer cosas mágicas. Yo me hice socio del Foto-club de Ensidesa y empecé mi relación con la fotografía. Compré, me compraron, una cámara manual, para tener el control total sobre el resultado y fui ampliando el equipo con filtros y objetivos. Luego, el tiempo y el video se hicieron cargo de que la fotografía pasara a un segundo plano y quedó bastante olvidada.

Así que después de dar un pequeño paseo, a mi persona y al libro, hacer alguna foto desde la senda al paisaje, bajé a la playa de Peñarrubia. Saqué la cámara y recorrí la playa de un lado a otro, del mar al acantilado, de la arena a las rocas, dispara, dispara, dispara…

120 veces. Al final, merecerán la pena 10, quizás 12 fotos. Es lo bueno de lo digital frente a la película convencional. Una tarjeta de 2Gb, 700 fotos, 9€. 20 rollos de 36 fotos, 720 fotos, ni sé los euros que serían.

Aquí dejo una muestra:

Hay más en mi Flickr si le interesa a alguien.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: