Skip to content

Evolución

Jueves,14 agosto, 2008

Aquí estamos hoy. Escribiendo desde la oficina. Con el culo bien pegado al asiento, no me vaya a caer en uno de estos mareos que tengo ahora.

Llevo una semana de tratamiento, algo más, y estoy asi asá.

Vamos por partes.

No sé si las pastillas actúan en conjunto o por separado, ya que tomo las dos por la noche, pero voy a suponer que como cada una es para una cosa, tendrán efectos separados.

Desde la segunda noche que tomo Idalprem se puede decir que duermo. Media pastillita. Mañana me tocaría subir a una entera pero creo que no lo voy a hacer, me va bien así y no quiero hacerme un adicto. Si de mí dependiera y supiera que iba a dormir, me quitaría esta misma noche la media que estoy tomando.

En la cena tomo media pastillita de Deprax. Esta sí que no la controlo bien. Juraría que es la que hace que mis intestinos funcionen bien un día y otro mal, no demasiado mal, eso sí. Pero cuando uno está casi todo el día trabajando de campo (que no en el campo, necesariamente) pues es un incordio, la verdad.

Por otro lado creo que es la que hace, hasta cierto punto me dé un poco lo mismo todo.

Hay situaciones que creo que en otro momento hubiera saltado de alguna manera (protestando, diciendo una gracia, un chiste, una ironía) o enfadándome, sin más y ahora la inmensa mayoría de las veces, paso. Estoy de oyente, no va conmigo la cosa.

Lo extraño de esto es que yo mismo me doy cuenta de que la situación es artificial, que es algo lo que me hace actuar así, no es que yo quiera actuar así.

Por otro lado, mis días son de “una lúcida borrachera continua”.

Soy incapaz de dar un paso en línea recta, de no tropezar con todo: con las manos en las tazas y vasos, con los pies en las escaleras, con los hombros en las puertas, con las piernas en las mesas…Tengo la cabeza embotada, oigo a la gente a lo lejos, ya dejé una ligeras marcas en el coche. No consigo escribir más de tres palabras correctamente, con lo cual me puedo llegar a desesperar y tardar el triple de tiempo.

En fin, que mi vida actualmente es un poco un descontrol. Eso sí hay que seguir trabajando a pleno rendimiento porque cuando cuentas estas cosas en el trabajo sólo sirven para que se lo pasen muy bien y se echen unas risas.

En fin, mañana empiezan mis segundas vacaciones del año. Obligadas por la empresa,eso sí. Esperemos que todo mejore y se normalice en estos días.

Si no es así las tendremos que prolongar con una baja. Todo sea antes de tener un accidente “muy gracioso”.

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. hoxingu permalink
    Jueves,14 agosto, 2008 23:34

    Mira Juan, yo ni soy médico ni soy quien para influirte, pero con las pastillas hay que tener cuidado. Máxime si son tratamientos que actúan a nivel cerebral… Yo, la verdad, no puedo hablar excesivamente bien de los psiquiatras; he tenido malas experiencias con ellos. Especialmente con aquellos que entienden la psiquiatría como una especialidad basada en los tratamientos farmacológicos, que son la mayoría.
    Procura tomar las menos pastillas posibles, cuantas menos, mejor. El deprax es un antidepresivo, y sí puede ser el que te produzca los problemas intestinales, lo pone en su lista de reacciones adversas. El idalprem es un ansiolítico, y como todos, puede producir dependencia. Sus reacciones adversas coinciden con las que tú nos cuentas, y asociado a un antidepresivo, como es tu caso, se pontecian los efectos secundarios… En el vademecum dice que el tratamiento con idalprem no debe ser muy prolongado, máximo cuatro semanas- no sé cuanto tiempo te habrá pautado el psiquiatra ni cuando le tienes que volver a ver…-. Te aconsejo que observes muy bien el efecto que el tratamiento te produce, y si notas que no te encuentras bien pide hora con tu médico para comentarlo. Si decides por tu cuenta suspender el tratamiento, debes saber que puedes tener síndrome de abstinencia. Como no tomas mucha dosis- tan sólo por la noche- no es necesario que lo suspendas paulatinamente; sino tendrías que ir reduciendo poco a poco la dosis. Yo alguna vez he suspedido tratamientos de golpe, pero yo ya tengo mucha experiencia en estas cosas…
    Personalmente yo no tengo mucha fe en los tratamientos psiquiátricos, soy de las que piensan que es mejor indagar e investigar en nosotros mismos y en lo que nos pasa y por qué nos pasa; pero respeto que haya gente que prefiera otras maneras.
    De cualquier modo, deseo que todo te vaya bien y que puedas pronto encontrar una cierta estabilidad. Cuenta conmigo para lo que quieras, amigo. Besos, ánimos y suerte…

  2. quierodormir permalink
    Viernes,15 agosto, 2008 13:46

    Lo sé, Hoxingu. Como ya dije en una entrada anterior, y si no lo dije es por que también me falla la memoria últimamente, nunca fui una persona de ir al médico a la mínima molestia. Es más, tengo que estar la límite. Y quizás ese haya sido mi problema, el que me encuentre ahora en esta situación, bien porque tenga algo, que lo tengo (recuerda Apnea), o bien porque creo que puedo estar en un inicio de algo. Y que conste que no soy ni hipocondríaco ni aprensivo. Por cierto, como también dije, hoy debería subir las dosis pero no lo voy a hacer. Tranquila, sufro efectos secundarios pero sigo con la mente despejada. Te agradezco tus palabras y de echo, las echaré de menos el día que no las vea al abrir mi blog.

  3. hoxingu permalink
    Viernes,15 agosto, 2008 18:47

    Me alegro enormemente de que no tengas pensado subir la dosis, algo que efectivamente ya habías comentado. Si con lo que tomas ya has notado una cierta mejoría, es lo más sensato que puedes hacer: seguir con la misma dosis…
    Sobre el hipotético día ese del que hablas, decirte que no pasa de ser eso: una hipótesis tuya sin visos de hacerse efectiva. Si tu aprecias mis comentarios y mi interés por tí, y ello no te resulta una intromisión en tu intimidad por mi parte, debes saber que acudiré puntualmente a la cita con tu blog- el cual por cierto he agregado a la lista de enlaces preferentes en mi blog desde el primer día en que lo conocí- y procuraré dejarte siempre algún comentario, bien sea un consejo, ánimo, consuelo o lo que necesites en cada momento….
    La vida es un viaje de crecimiento personal con el fin de elevar nuestro nivel de conciencia; y los problemas, las enfermedades y todas esas experiencias dolorosas, no son sino las pruebas que debemos superar para conseguir mejorar… A veces, en algún punto del camino coincidimos con gentes que sintonizan con nosotros, con nuestro ser, y podemos compartir con ellos nuestras vivencias personales en ese preciso momento; tú y yo hemos coincidido en este punto concreto de tu camino y el mío para compartir nuestra experiencia personal. Yo estoy encantada de poder hacerlo…
    Besazo cariñoso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: