Skip to content

De mal en peor

Lunes,11 agosto, 2008

 Ayer era domingo. Nada especial. Podría haber sido un día a recordar, haber continuado como el anterior. Pero no. Todo estaba acordado de antemano, desde días atrás

Comida familiar, cumpleaños de mi suegra. No es que me entusiasmen las reuniones familiares, pero bien. Todo tranquilo, lugar conocido, buena cocina y un campo de golf en el exterior. Uno pequeño, un Pitch & Putt se llama.

 

 No tenía especiales ganas de hablar con nadie, así que a la mínima ocasión salía a tomar el aire con mi hijo.

 

 A la vuelta pasamos por casa de mi padre a coger mis juegos de magia y mi Nintendo de 8 bits en perfecto estado tras 20 años de existencia junto a los pocos juegos que compré en su momento.

 

Llegamos a casa y le hago un par de juegos  mi hijo, sencillos, muy sencillos.

-Papá, ¿cómo lo haces? ¿Tú eres mago?

-Te voy a hacer otro. Piensa un número y se lo dices a mamá sin que yo te oiga. Yo voy a adivinarlo en esta cartas.

-Mamá, el diez.

-Dile otro que ese lo oí.

Se acabó el juego. Enfados y lloros.

 

Mi mujer me dice que tengo la culpa, que le hice el comentario de mala manera.

A lo cinco minutos voy a hablar con él

-Me tratas muy mal. Mamá me trata mejor. No quiero estar contigo.

 

¿Tan distorsionada veo la realidad que un “simple comentario” que hice para que pudieramos dar más veracidad al juego mi familia lo tomó como un ataque, un grito, una amenaza…?

 

Después sacamos la Nintendo, y con la novedad vuelvo a atraer la atención de mi hijo. Jugamos juntos y nos divertimos un rato, hasta la hora de cenar.

Le hago la cena, cenamos juntos y se va a la cama.

 

Su madre le lee el cuento de todas las noches y yo me quedo solo un rato frente al televisor, esperándola para verla y cenar juntos.

 

De pronto me viene todo a la cabeza. Y lloro, internamente, para mí. Se me hace un nudo en la garganta.

 

Algo hay que no controlo. No puedo controlarlo. Se me está escapando la vida de las manos. Nunca hay un día completo que me acueste con la sensación de que todo ha ido bien. Que todos fuimos felices, al menos un poquito.

 

Y rompo a llorar, sin poder remediarlo.

Ahora duermo, tomo pastillas, se supone que estoy en el camino de superarlo. Pero esto parece que va a más. Vuelve la apatía y creo que se me van hasta las ganas de seguir adelante,

Así no. Al menos así, no

 http://www.goear.com/files/sst4/cc19f9cfd74cd8898a216b3a25303ea5.mp3″
Dos o tres segundos de ternura – L.E. Aute

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. Ashiku permalink
    Lunes,11 agosto, 2008 21:39

    Ey, pero es un episodio familiar muy común el que relatás, ¿por qué te lo tomás tan a la tremenda? No te frustres, remontá un momento como ese ahí nomás, charlalo con tu mujer, contale como te sentís, explicale a tu hijito por qué le dijiste lo que le dijiste; y metele para adelante, hombre, así no es como se escapa la vida de las manos.

  2. hoxingu permalink
    Martes,12 agosto, 2008 09:06

    Que esta canción sea tu declaración de principios. Frente a todo: RESISTIR.
    Besos, Juan.
    RESISTIRE.Ataque 77

  3. quierodormir permalink
    Martes,12 agosto, 2008 14:42

    Ashiku, ante todo, muchas gracias por tu comentario y tus ánimos. Los necesito.
    Tienes razón. En todo.
    Pero no estoy bien. Eso es lo que intento reflejar en mis post. Y en verdad que me sirve de mucho.
    Si lees mi blog desde el principio lo entenderás. No soy un gran escritor pero intento reflejar lo que siento y por lo que estoy atravesando. Y que quizá no sea muy grave, no lo sé, pero a mí, en estos momentos, se me stá haciendo muy cuesta arriba.

  4. quierodormir permalink
    Martes,12 agosto, 2008 14:43

    Hoxingu, qué te voy a decir. No tengo palabras. Sé que me entiendes. Gracias.

  5. Ashiku permalink
    Miércoles,13 agosto, 2008 03:31

    Los niños no nos dejan de querer porque nos equivoquemos un poco, ni porque estemos tristones o malhumorados; tu hijo puede entender que su papá no anda bien, pero se lo tenés que explicar.

    Yo cuando me siento triste hago algo lindo, con cariño, por alguien. Siempre me siento mejor después.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: