Skip to content

11 horas durmiendo

Sábado,9 agosto, 2008

Bueno, en realidad no es así.

11 horas y media en la cama. Y por culpa de un teléfono, podrían haber sido más.

Pero no fueron gratis. Ya me costaron años, ya. Más o menos 5.

Y unas pastillas, además. Eso es lo peor.

Esta fue la cuarta noche que las tomé.

En la primera, no noté ningún efecto. Me desperté a la una y media, dos horas y pico después de acostarme. Pero seguí durmiendo. Al día siguiente tropezaba en todo, ligeramente, eso sí, pero tropezaba. Con el marco de las puertas, en los escalones, al coger las cosas… Me sentía muy lento en mis movimientos y como con una ligera burbuja a mi alrededor.

La segunda fue algo mejor. La noche fue más contínua sin despertares, bueno en ninguna de las dos soy realmente consciente de si desperté o no. Cuando me levanté para ir al trabajo me sentía un poco torpe y con ciertos problemas intestinales. Cuestión de efectos secundarios. Mi sensación era de funcionar en segunda, nunca llegaba a la tercera marcha y no digamos ya la cuarta. Para mí, desde antesdeayer, no existe. Me siento como un gato después de castrarlo, pasé de la actvidad al relajo total, a ver pasar la vida.

En el trabajo oigo a los compañeros hablar. Les dejo hablar. Antes me metía en la conversación a la mínima, para soltar alguna tontería o puntualización. Ahora no, les dejo

Sinceramente no me gusta pero supongo que será algo momentáneo que se irá con los días. O al menos eso espero.

Ayer, más de lo mismo. Sobre todo por las mañanas.

Porla tarde me olvidé de echar los Euromillones de la Peña de la oficina, que yo organizo, por cierto. Y al llegar a casa me doy cuenta que me he olvidado el teléfono móvil, o lo he perdido, no sé. No me importa

Lo que sí estoy sintiendo en este momento es un cabreo monumental. Me estoy empezando a hartar de esta situación. No os podeís imaginar el trabajo que me está costando escribir este post. (A lo mejor si lo dejara tal y como lo escribo sería posible , pero dudo que llegarais a entender mas de tres palabras seguidas.) Cada dos por tres cambio las letras, me salto letras, confundo letras. Es agobiante. Me siento más o menos bien pero está claro que algo hace que mi cuerpo  o mi mente no funcione como debería.

Serán las pastillas.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. hoxingu permalink
    Sábado,9 agosto, 2008 20:52

    Son las pastillas, no te preocupes: en unos días estos efectos secundarios tan molestos habrán desaparecido. Supongo que de antidepresivo tomarás una pastilla a la mañana, y espero que de ansiolítico no te hayan pautado más que una a la noche para ayudarte a dormir- seguro que con eso sería suficiente…, pero ya se sabe que los siquiatras te suelen atiborrar-; los tratamientos actuales son más llevaderos que los de antes, cuyos efectos secundarios eran infinitamente peores… Ánimo, pues, amigo.
    ¿Nunca has probado a hacer relajación, meditación o alguna disciplina de ese estilo? Creo que te vendría muy bien. Es sencillo, no creas; tan solo es necesario sentarte en el suelo, cerrar los ojos y concentarte en el ritmo de tu respiración: “inspirar, espirar; inspirar, espirar…” A mí me gusta hacerlo con música, me concentro y me relajo mejor. Te dejo una pieza del mejor barroco por si quieres intentarlo…
    BESOS AMIGO.)
    “Air, Suite Orquestal nº3 in D”, Johann Sebastian Bach

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: