Skip to content

Volviendo a la música

Jueves,7 agosto, 2008

¿Por qué la música siempre está asociada a alguna parte de nuestra vida?.

¿Por qué escuchamos una canción e inmediatamente nos evoca alguna etapa de nuestra vida?.

¿Por qué recordamos algún acontecimiento de nuestra vida pasada y siempre tiene “Banda sonora” ?.

¿Por que siendo jóvenes, las canciones, en vez de evocarnos algo, hacen que las sintamos como nuestras, que nos veamos reflejados en ellas?

Algo así es lo que me pasó a mí cuando, una noche, a las tres de la madrugada, hace casi 15 años, escuché esta canción.

Quería vivir algo así.

“El bar de la esquina” – Albert Plá

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. Salomé permalink
    Viernes,8 agosto, 2008 01:29

    ¡Ja, ja, ja!, todavía me estoy riendo, Juan… La verdad, no sé si será conveniente que te pregunte si al final lo lograste- lo de vivir una experiencia parecida, digo…-; si ha sido así, ¡enhorabuena, debe ser un auténtico puntazo!
    ¡Ay, la música!; el poder de evocación que tiene la música es algo que me sigue asombrando cada día que pasa. Hay melodías que están y estarán siempre inevitablemente asociadas en mi mente a momentos concretos de mi vida, y por mucho tiempo que haya pasado cada vez que las oigo me retrotraigo a esos instantes y soy capaz de revivir una a una las emociones y las vivencias que llevan aparejadas. Por ejemplo, el Canon de Pachelbel; la primera vez que escuché esta pieza fue en la película de Garci “Volver a empezar”. Me quedó grabada para siempre en el recuerdo, sin saber siquiera qué música era esa; muchos años después, escuchando música clásica, descubrí la melodía y el autor… Desde entonces, cada vez que la escucho, cada vez que los violines arrancan con el tema principal de la obra, no puedo evitar recordar escenas de esa película ni el día que, en compañía de mi madre y mi hermano segundo, la ví una tarde entre semanas, después de salir del cole de Cabueñes, donde estudiaba… Aún puedo saborear el pastel que nos comimos en el cine – de aquella no se estilaban las palomitas americanas de las narices…-, y aún puedo recordar el momento cómico que vivimos en esa tarde cuando, en la escena más triste de la película- cuando el protagonista se despide para viajar de nuevo a Estados Unidos a morir de cáncer sin decirle a su novia de la infancia el terrible final que le espera, final que ella conoce pero no lo dice-, mi madre, mi hermano y yo nos pusimos a reír como locos porque vimos a un mendigo que vivía en Somió y que había hecho un extra en la película aparecer en pantalla… Fue horrible el momento; recuerdo a un señor que estaba a mi lado, un hombre fuerte y gordo, llorando a moco tendido y sonándose los mocos con un pañuelo blanco enorme, mirar para mí con cara de enfado mientras todo el teatro nos dedicaba un ¡Chisssssssssssstttttttt! al unísono para reclamarnos un poco de silencio…
    Te dejo esta versión de Vanessa Mae, estilo tecno,del Canon in D de Pachelbel que tanto me gusta…( espero que esta vez me salga el vínculo, pues los últimos no me salieron…)
    Vanessa Mae. “Canon in D, versión tecno”
    Un abrazo fuerte, amigo…

  2. Salomé permalink
    Viernes,8 agosto, 2008 01:42

    ¡Bingo, por fin me ha salido, menos mal…! Y además, sin pretenderlo :-O me ha salido un icono gestual… Otra cosa más que espero haber aprendido 8-|.
    Bueno, recibe un (}) de (L) y un (K) enorme…
    ( Espero que me salgan bien todos los iconos, sino mi mensaje resultará muy cómico de leer…) Bye…

  3. hoxingu permalink
    Viernes,8 agosto, 2008 02:00

    ¡Ja, ja, ja! Todavía me estoy riendo al imaginar la escena… No creo que sea muy prudente preguntar si al final viviste la experiencia; si es así, ¡enhorabuena!, debe ser un auténtico puntazo…)
    Besos amigo… Sigue así, que te veo progresar a velocidad de rayo…

  4. quierodormir permalink
    Viernes,8 agosto, 2008 21:32

    Por supuesto que no la viví.
    Y también creo que mucha gente, al menos de Gijón, se enamoró del Canon de Pachelbel también en esos momentos.

    Espero que te guste esta versión celta.

    Eileen Ivers. “Pachelbel´s Frolics”

    Un saludo.

  5. hoxingu permalink
    Sábado,9 agosto, 2008 01:05

    Muchas gracias por la versión; es preciosa…
    Perdona por el barullo de mensajes: estoy teniendo problemas con la conexión.
    Abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: